Estos son los graves impactos que tiene la adicción a las series sobre la salud

La amplia oferta de series de televisión, ofrecida por las plataformas de streaming, ha hecho que la sociedad se entretenga durante largos periodos de tiempo. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que el visionado continuado de este tipo de materiales audiovisuales, puede tener graves efectos en nuestro bienestar

Jóvenes viendo la televisión en el sofá de su casa mientras beben zumo
Jóvenes viendo la televisión en el sofá de su casa mientras beben zumo FOTO: Photographer: Slava Rutkovski Archivo

A todos nos ha pasado que nos hemos sentado en el sofá con la intención de ver un capítulo de una serie y hemos terminado pasando dos horas delante del televisor sin saber muy bien cómo ha pasado. Stranger Things, Juego de Tronos, La Casa de Papel, The Mandalorian, El Juego del Calamar, quien más o quien menos, todos nos hemos terminado “enganchando” a alguna de estas series. Además, con la pandemia del coronavirus, hemos pasamos mucho más tiempo en casa que antes, por lo que hemos tenido que buscar formas de entretenernos y evadirnos de la terrible situación que vivimos. Por ello, y gracias a la gran cantidad de plataformas de streaming que existen hoy en día, Netflix, HBO MAX, Disney+, Amazon Prime Video y Apple TV+, entre otros, ver series se ha convertido en uno de los pasatiempos favoritos de la mayor parte de la sociedad. Esto se debe a la amplísima oferta de series de televisión, con opciones para todos los gustos, que nos hace disfrutar de un plan de sofá y manta y quedarnos atrapados. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que el visionado continuado en el tiempo de este tipo de materiales audiovisuales, puede tener graves efectos en nuestra salud.

Técnicas para crear necesidad

La casa de papel
La casa de papel FOTO: Antena 3 Antena 3

La gran mayoría de las veces, cuando comenzamos a ver una serie, lo hacemos con la intención de ver un solo capítulo. Sin embargo no solemos detenernos en ese primer capítulo, sino que continuamos con el segundo, el tercero, llegando a pasar grandes periodos de tiempo delante del televisor.

Cada capítulo nos muestra una trama que queda incompleta, de modo que, cuando acaba cada uno de ellos, nos quedamos con la incertidumbre y la necesidad psicológica de saber qué va a pasar, esta técnica narrativa recibe el nombre de “cliffhanger”, y sirvió para catapultar a la fama series como, por ejemplo, Prision Break. Esta necesidad de acabar un argumento se debe a la “ley del cierre”, una norma psicológica por la que nuestro cerebro tiende a completar los estímulos que faltan buscando la mejor organización posible. Por tanto, si tenemos acceso a los demás capítulos de la serie, vamos a tener la necesidad imperiosa de consumirlos.

Por último, otro de los factores que influyen en la necesidad de continuar viendo más capítulos, es la técnica que han adoptado las diferentes plataformas digitales, que hacen que cuando terminemos un capítulo inmediatamente arranque el siguiente, algo que propicia que queramos verlo.

Así es como influyen en la salud

Un hombre viendo la televisión en el salón de su casa
Un hombre viendo la televisión en el salón de su casa FOTO: Photographer: Slava Rutkovski Archivo

El “atracón” de capítulos de una serie tiene determinados efectos en la memoria de los espectadores, ya que recibir tantos estímulos de interés en tan poco tiempo dificulta los procesos de almacenaje e impide poder recordar su temática después. Por tanto, es aconsejable espaciar la frecuencia con la que vemos los capítulos, siendo ideal ver un capítulo a la semana, aunque podemos ver uno al día. Es decir, si espaciamos más el tiempo entre los capítulos de una misma serie, la memoria a largo plazo será más sólida, por lo que tenderemos a recordar más detalles. El fenómeno psicológico que explica este fenómeno se denomina “Efecto Zeigarnik”, llamado así por la psicóloga soviética Bliuma Zeigárnik. Según la descubridora, cuando una actividad ha sido interrumpida o está inacabada, puede ser recordada más fácilmente que si está completa.

La duración y el horario de visionado es otro de los factores que puede influir en nuestra salud, puesto que, al estar expuestos a la luz azul de las pantallas por la noche, nuestro cuerpo no genera suficiente melatonina, la hormona encargada del sueño, lo que aumenta el riesgo de padecer problemas de insomnio. Por ello, hay que evitar ver series justo antes de irse a dormir, debemos dejar que pase un tiempo entre el visionado del capítulo y el momento del sueño. Puesto que, cuando no dormimos, disminuye la concentración, la atención, el aprendizaje y los puntajes neuropsicológicos, hay más errores en conductas que requieren exactitud y en algunos casos pueden llegar a presentarse alucinaciones.

Además, para evitar la fatiga ocular al ver la televisión durante un largo periodo, es recomendable cambiar el foco de visión cada cierto tiempo. Si estamos viendo una película o haciendo una maratón de series, debemos pausarla cada cierto tiempo e ir hacer otras cosas durante unos minutos. La idea es que fijemos la vista en otros objetos para que el sistema de acomodación ocular se relaje un poco.

Por último, ver una serie durante varias horas seguidas sin poder parar puede conllevar un problema de adicción, ya que se termina dedicando mucho tiempo a su visionado y se dejan de lado otras actividades, algo que, a la larga, termina afectando a la vida del usuario. Este factor puede deberse a muchas causas, aunque la principal es la evasión de la realidad.