Sociedad

La Fundación Idis denuncia el discurso “demagógico y sectario” del Gobierno sobre la Sanidad privada

La entidad incide en que los problemas existentes del SNS exigen hacer una auditoría en profundidad y no seguir una doctrina cada vez más politizada

Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS
Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS FOTO: Ruben mondelo . La Razón

Este martes, el Consejo de Ministros aprobará la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión cuyo objetivo, como afirmó el pasado sábado el presidente del Gobierno, es “blindar la equidad, la cohesión y la universalidad de la Sanidad pública y que, por tanto, no se privatice por ningún gobierno de derechas en ninguna comunidad autónoma”.

Ante estas declaraciones, la Fundación IDIS ha mandado un comunicado en el que ha hecho hincapié en que “la magnitud de los problemas existentes en el sistema sanitario público, que requerirían de una auditoría en profundidad, no se puede ver respondido por un discurso cada vez más politizado circunscrito a una supuesta privatización de los servicios sanitarios que, por otra parte, no es real”.

La entidad incide en que “es urgente pasar página al discurso demagógico y sectario que no aporta y ver en el sector privado un aliado estratégico cada vez más imprescindible para atender las necesidades de la población”.

Tras recordar el papel que la Sanidad privada ha tenido durante la pandemia, la organización ha criticado que se mantenga el mismo discurso que antes de la crisis sanitaria: “Las declaraciones del presidente del Gobierno son el reflejo de una clase política que vive de espaldas a la realidad y a los problemas del sistema sanitario: aumento desproporcionado de las listas de espera para diagnóstico y tratamientos, falta de cohesión entre comunidades autónomas, desigualdades en el acceso a nuevas tecnologías o fármacos ya aprobados, etc.”.

Por ello, la Fundación IDIS considera que las manifestaciones ante la aprobación de este anteproyecto no son acordes a la realidad de un Sistema Nacional de Salud roto y acechado por la rigidez, la falta de dotación y recursos y la inadecuación a la realidad.

“Resulta difícilmente entendible -prosigue- que los problemas que afectan al sistema sanitario público se sigan tratando de vincular a privatizaciones que además no son tales, obviando la gravedad de la situación y generando incertidumbre y confusión en la población”.

Y es que estos problemas que tiene hoy el SNS “están llevando a los pacientes a recurrir a la Sanidad privada en cualquiera de sus formas de aseguramiento y provisión para tener una atención sanitaria q1ue de otra forma se está haciendo inaccesible”, añaden.

Además, la Fundación IDIS considera que “las autoridades políticas deberían escuchar a la población y atender sus demandas, como que se incremente la financiación de la Sanidad y se refuerce el SNS.

Por último, la entidad quiere recordar que “el artículo primero de esta Ley establece la gestión pública directa como forma preferente para la prestación y gestión de servicios sanitarios y sociosanitarios, y regula el procedimiento de gestión de los servicios sanitarios públicos, no impidiendo la concertación de servicios con el sector privado, sino protocolizándolo; un planteamiento que la Fundación IDIS considera respetable”.

En cualquier caso, al sector sanitario privado le es indiferente el modelo que elija la autoridad política correspondiente para la gestión de los servicios sanitarios; lo que siempre ha defendido es que se gestione de manera eficiente y bajo criterios profesionales, recuerdan.

El texto incorpora, además, la necesidad de implementar indicadores de resultados sanitarios de acuerdo con las comunidades autónomas, otro aspecto destacable y que la Fundación IDIS considera clave para fomentar estrategias de mejora en los procesos y de libertad de elección de los pacientes.