Celaá justifica su viaje a Bilbao en las excepciones del estado de alarma: “No me suelo saltar las normas”

La ministra de Educación cogió un avión en Barajas, minutos antes de que entraran en vigor las restricciones en la Comunidad de Madrid

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, justificó este miércoles su viaje en avión a Bilbao el pasado viernes en los supuestos que recoge el decreto de estado de alarma, ya que se trasladó al País Vasco “por una cuestión médica, como cualquier otra persona”. “No me suelo saltar las normas”, dijo.

Así lo aseguró en una entrevista a RNE recogida por Servimedia, en referencia al vuelo que cogió rumbo a Bilbao el pasado viernes, poco después de participar en Madrid en el Consejo de Ministros extraordinario convocado para firmar el texto que establecía restricciones en la Comunidad de Madrid para evitar la expansión del Covid-19. Celaá insistió en que no le gusta saltarse las normas y recordó que en abril, cuando falleció su madre, se quedó en Madrid.

El viaje desencadenó numerosas críticas en redes sociales y hasta la ministra tuvo que denunciar ante la policía vasca unas pintadas en la fachada de su casa. Celaá calificó estos hechos de “situación verdaderamente lamentable” y recordó el clima de los “años de plomo” del terrorismo etarra en el País Vasco, en los que tuvo que ser escoltada. “Esto empieza con una cacerolada, luego las pintadas y lo tercero ¿qué?”, preguntó, apuntando a que conoce a “quienes han podido ser los autores intelectuales de la pintada”.

En la misma entrevista la responsable de las políticas educativas del Gobierno justificó que se haya decretado el estado de alarma en la Comunidad de Madrid. “Es absolutamente necesario porque las cifras en Madrid de impacto de la pandemia son todavía insoportables. La salud es la única cosa en la que tenemos que estar todos de acuerdo”, expuso.