Estas son las multas por hacer botellón en plena pandemia

El consumo de alcohol en la calle tiene graves consecuencias sanitarias, pero también económicas

Las restricciones a la hostelería han desatado la celebración de fiestas clandestinas y botellones durante la pandemia. Consumir alcohol en la vía pública es ilegal desde hace muchos años en España, pero la limitación de los horarios de apertura de los bares y restaurantes ha intensificado un problema que es, además, un riesgo para la salud pública porque supone un foco de contagio de coronavirus.

Al margen de las consecuencias sanitarias, los botellones también son un problema legal para los ciudadanos que lo realizan. Las comunidades autónomas son las encargadas de su regulación y de imponer las sanciones necesarias para ahuyentar a la población de consumir alcohol en la calle, especialmente a los jóvenes y menores de edad. Además, recientemente algunos ayuntamientos han decidido aumentar el importe de las multas por realizar botellones y fiestas ilegales, considerándolas infracciones graves o muy graves.

El servicio de asesoría jurídica Legálitas ha recopilado las principales infracciones y sus sanciones que se pueden estar cometiendo durante un botellón en plena pandemia.

¿Qué infracciones se cometen?

La primera de las infracciones que se cometen es el propio botellón, que es ilegal y conlleva una sanción por consumir alcohol en la vía pública. Otras acciones ilegales que se cometen durante la crisis sanitaria son la celebración de reuniones multitudinarias. En algunas regiones el límite es de diez personas, mientras que en las zonas más castigadas el máximo es de seis, siempre y cuando no sean convivientes. En los botellones es habitual la concentración de más de seis o diez personas en un mismo lugar.

La situación se agrava si, además, las personas que participan en la fiesta ilegal no llevan mascarilla. Otra de las infracciones ligadas a los botellones es superar el límite de decibelios permitidos. La policía puede sancionar a los infractores por hacer demasiado ruido e interrumpir el descanso de los vecinos. Pero, sin duda, la mayor infracción que se realiza es poner en riesgo de contagio a un elevado número de personas.

¿Con cuánto te pueden multar?

Las sanciones por saltarse la ley depende de la comunidad autónoma. Por ejemplo, en Madrid las multas por hacer botellón suelen ser de 500 euros para los menores de edad y desde los 600 euros para los mayores de 18 años. Además, la sanción por no usar la mascarilla es de 100 euros, que se sumarían a los 3.000 euros que pueden costar las reuniones de más de seis personas. Saltarse el estado de alarma y poner en peligro de contagio a un gran número de personas puede ser multado con hasta 600.000 euros en los casos más graves.

Las multas en Barcelona por realizar botellones son más severas que en Madrid y pueden llegar hasta los 1.500 euros para las infracciones graves. Sin embargo, para evitar los contagios se ha decidido aumentar la cuantía aún más y ahora se pueden ver sanciones de entre 3.000 euros hasta los 15.000 euros.

Los botellones en la Comunidad Valenciana pueden conllevar multas de entre 601 y 30.000 euros. Además, si en la fiesta hay menores de edad o mayores de 65 años, la infracción pasa a ser muy grave y se sanciona con hasta 60.000 euros.