Salvador Morales, presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC): «Los quirófanos son lugares totalmente seguros»

Este experto relata a LA RAZÓN que el 14 de marzo crearon un informe de recomendaciones para la pandemia con otra sociedad científica y Sanidad no les recibió

El doctor Salvador Morales, presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC)
El doctor Salvador Morales, presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC)Kiko HurtadoLa Razón

A partir de la segunda ola de la pandemia los quirófanos son espacios totalmente seguros, ya que se disponen de muchos más medios de protección para el personal sanitario y de más conocimientos científicos ante lo que nos enfrentábamos para tomar medidas en consecuencia». Son palabras del doctor Salvador Morales Conde, presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), jefe clínico de la especialidad en el Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, y jefe de servicio de Quirón Salud en la ciudad hispalense.

-Como usted comenta, a partir de la segunda ola de la pandemia parecía que todo estaba mejor controlado.

-Entonces disponíamos de varias ventajas. Podíamos protegernos con mascarillas FFP2 y, como el paciente podía ser un factor de complicaciones y de transmisión del coronavirus, nos vimos obligados a diseñar un protocolo. Este se establecía a partir de una buena anamnesis clínica, que incluyera los datos más recientes sobre la historia de la enfermedad y el tipo de vida del paciente, a fin de conocer sus potenciales riesgos ante la Covid-19 y, por supuesto, aparte del proceder analítico preanestésico convencional, la aplicación sistemática de una prueba diagnóstica PCR entre 48-72 horas previas a la cirugía.

-Sin embargo, en la primera ola los hechos fueron mucho más caóticos.

-No se lo voy a negar. Partíamos de las dos premisas que he mencionado antes, pero en el sentido más negativo. Primero, nos vimos ante una avalancha desconocida. No sabíamos a qué nos enfrentábamos, y aquello causaba desconcierto en la actuación profesional médico-quirúrgica. Y, segundo, carecíamos de los datos y del material para protegernos, porque lo que observábamos es que con las mascarillas quirúrgicas nos contagiábamos mucho personal de cirugía y de anestesia. Además, llamábamos a los pacientes en lista para ser operados y se negaban, puesto que les asaltaba un gran miedo por todo lo que oían.

-Ha sido muy comentado y criticado que se ha postpuesto la atención a otros procesos, incluso graves, como por ejemplo los oncológicos.

-Sí le puedo afirmar que da la impresión de que se puede haber roto la cadena en el proceso de los diagnósticos, desde la atención primaria, y eso en un cáncer puede ser fatal. Nosotros hemos hecho llamamientos a la Administración para que doten de recursos a la atención primaria a fin de que no descuidaran la menor sospecha ante un tumor maligno. En cirugía no hemos parado con la de urgencias y, por supuesto, la oncológica no demorable, porque también hay diferencias según el tipo de tumor. Hemos creado un grupo de trabajo de 16 cirujanos con recomendaciones a este respecto para todo el país: qué tipo de cáncer exige una cirugía inaplazable y cuál puede demorarse algunas semanas.

-Después de todo lo que me ha hablado, ¿opina que la gestión del Gobierno ha sido favorecedora?

-Vamos a ver, es muy fácil criticar y más bien los tiros irían por ahí, máxime cuando contamos con 17 comunidades autónomas, que parecen ir cada una por su cuenta y eso genera confusión y conflicto social. Y además la clase política no ha contado como debería con el asesoramiento de las sociedades científicas, pese a nuestro ofrecimiento.

-El Gobierno afirmaba tener un comité de expertos, pero parecía fantasma, porque se negó a dar nombres.

-El 14 de marzo de 2020 la SEC elaboró un informe de recomendaciones para presentar al Ministerio de Sanidad y no había forma de que nos recibieran, hasta que, por fin, empezamos a trabajar con la SEDAR (Sociedad Española de Anestesiología y Reanimación) y gracias a unos contactos personales que un anestesiólogo tenía en Sanidad, pudo entrar nuestro informe. Total, que no nos recibieron, pero lo hicieron suyo. Además este documento es referencia para las Asociaciones Americana y Europea de Cirugía Endoscópica, respectivamente, y no dejan de llamarnos de todo el mundo para dar conferencias telemáticas y explicárselo.

-Parece mentira, si no lo relata usted.

- Pues le diré más. En noviembre se organizó en España un congreso telemático con gran rigor científico y un número importante de sociedades científicas lanzó un mensaje: «Ustedes mandan, pero nosotros sabemos». Para el próximo abril se va a organizar otro y esperamos que escuchen la voz de las sociedades científicas. Creo que es importante y clave para manejar esta situación tan compleja.