España sufre 28 casos de cepas que restan poder a la vacuna

Son diferentes y más peligrosas que la primera variante británica y están presentes en al menos cinco autonomías

Son diferentes y más peligrosas que la primera variante británica y están presentes en al menos cinco autonomías.
Son diferentes y más peligrosas que la primera variante británica y están presentes en al menos cinco autonomías.CIPRI PASTRANO DELGADOLa Razon

La «marginalidad» de las nuevas cepas del virus causante de la Covid-19 que empezaron a detectarse en diciembre del pasado año en países como Reino Unido empieza a dejar de serlo. Poco más de mes y medio después de que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, rechazara la posibilidad de su expansión generalizada por España, las variantes están haciendo acto de presencia en nuestro territorio y podrían alterar el rumbo de la pandemia cuando empieza a verse la luz al final de la misma.

De momento, la más extendida es precisamente la variante británica, conocida de forma técnica como B.1.1.7. De hecho, es dominante en Reino Unido, Irlanda e Israel, y empieza a sustituir a las variantes circulantes en otros países. Ya hay, de hecho, 8.600 casos confirmados en 31 estados europeos. De ellos, 898 se han confirmado en España mediante secuenciación, aunque la cifra real es bastante superior a la reconocida oficialmente.

La variante británica es mucho más transmisible y lleva aparejada un posible incremento de la letalidad, pero su ventaja con respecto a otras es que, en principio, parece que provoca un escaso efecto sobre la inmunidad y solo produce una leve reducción de la efectividad de las vacunas.

Más peligrosas resultan aparentemente otras con mayor incidencia en los sueros que se están inoculando. De hecho, ya hay 28 casos contabilizados en nuestro país de variantes que merman poder preventivo con mayor intensidad que la británica en las vacunas suministradas hasta la fecha. Dichos casos se registran en al menos cinco autonomías.

Nuevas cepas
Nuevas cepasT. Nieto

Una de ellas es la variante B.1-351, procedente de Sudáfrica y algunos países vecinos en los que está extendida, como Zambia o Botswana. El Ministerio de Sanidad informa de casos puntuales en Europa y de su alta prevalencia en el Tirol austriaco a partir de un brote epidémico que se declaró allí. De momento, se han detectado 15 casos en España, seis de ellos mediante secuenciación –4 en la Comunidad Valenciana, uno de Cataluña y uno en Galicia–. Dicha variante comparte con la británica una probable mayor capacidad de transmisión, pero a diferencia de ésta, muestra una reducción de neutralización de sueros mono y policlonales, y una reducción de la efectividad vacunal entre moderada y alta.

Un dato inquietante que explica la preocupación que Simón ha mostrado por ella. Otra variante ya presente en nuestro país es la P.1 o brasileña, detectada en la Región de Manaos y con casos en otros estados, la mayoría con vínculo conocido con Brasil.

Se caracteriza por su transmisibilidad y su posible escape a la respuesta inmune se encuentra en estudio. Sí parece seguro que reduce títulos de anticuerpos neutralizantes en sueros de vacunados. En España existe un caso confirmado, en Madrid, en un viajero procedente de Brasil, aunque no es descartable tampoco que hayan entrado más casos en nuestro país, dada la tardía aprobación de una cuarentena para los ciudadanos llegados de aquel país. La última actualización del informe de Sanidad sobre la situación epidemiológica de las nuevas variantes del virus SARS-CoV-2 alude también a otras cepas cuyo impacto potencial para la salud pública se encuentra aún en estudio.

Una de ellas es la llamada P.2, detectada en Río de Janeiro, también en Brasil, y de la que se han detectado casos aislados en otros países, todos ellos relacionados con viajes. De esta última hay registrados 11 casos en España, 9 en Canarias y 2 en Madrid.

Otra variable es la detectada en países como Dinamarca, Reino Unido, Noruega, Estados Unidos y Canadá, y que está vinculada con Nigeria. Se llama B.1.525 en terminología técnica y, de momento, hay un caso certificado en Cataluña. Su impacto también se encuentran en estudio, aunque no es descartable que reste cierto poder preventivo a la vacuna.

Otra variedad es la B.1.429, detectada en California, Estados Unidos. Según Sanidad, de momento no se han registrado casos en España, como tampoco de otra variante diferente que ha provocado ya 23 casos en Inglaterra y un caso en los Países Bajos. Esta es similar a la cepa británica de la que alertaron en diciembre las autoridades de aquel país, pero muestra un posible mayor escape a la respuesta inmune.