Los asintomáticos tienen una sólida respuesta inmunitaria celular contra la Covid-19

Por primera vez un estudio muestra como el sistema inmunitario puede controlar el virus sin desencadenar procesos patológicos.

Un estudio demuestra que el sistema inmune de los asintomáticos también desarrolla una respuesta de células T de memoria.
Un estudio demuestra que el sistema inmune de los asintomáticos también desarrolla una respuesta de células T de memoria.Óscar Cañas Europa Press

El estudio de las personas que pasan la enfermedad sin síntomas es una de las variables que mayor información puede aportar para entender cómo reacciona el sistema inmunitario ante el SARS-CoV-2. Se sabe que el desarrollo de una enfermedad más o menos grave depende de varios factores: del virus o de la bacteria de la que se infecte, de la cantidad que la persona adquiera del mismo, al mismo tiempo que de la fisiología de la persona. Diversas investigaciones han relacionado los procesos asintomáticos con una menor carga viral del huésped aunque, a día de hoy, no hay una teoría que lo explique todo.

Ante el interrogante que plantean a la ciencia aquellos que pasan la Covid-19 “sin enterarse”, se une la duda de si estas personas desarrollan una inmunidad duradera, que es la que aportan las denominadas células T o “de memoria”, un tipo de glóbulos blancos, que trabajan conjuntamente con los anticuerpos para erradicar el virus. Por primera vez una investigación de la Facultad de Medicina Duke-NUS (Singapur) ha demostrado que, efectivamente, su organismo si produce una sólida respuesta de células T específica del virus que, en combinación con los anticuerpos, las protege de desarrollar una forma grave de Covid-19.

“Ahora sabemos que muchas personas se infectan con el SARS-CoV-2 sin darse cuenta, ya que permanecen sanas y no desarrollan ningún síntoma. Estas infecciones asintomáticas pueden proporcionar la clave para entender cómo el sistema inmunitario puede controlar el virus sin desencadenar procesos patológicos”, explica una de las líderes de este estudio, Nina Le Bert.

El trabajo, que se ha publicado en la revista Journal of Experimental Medicine, comparó la respuesta de las células T en 85 pacientes asintomáticos y 75 sintomáticos que se infectaron en la misma época. Seleccionaron a los individuos asintomáticos de un grupo de trabajadores varones que vivían en un dormitorio densamente poblado de Singapur donde el SARS-CoV-2 se estaba propagando activamente. Los pacientes sintomáticos se seleccionaron a partir de cohortes de pacientes hospitalizados por el Covid-19 con síntomas de leves a graves. Mediante el uso de una prueba denominada ensayo rápido de activación de células T en sangre total, pudieron estudiar tanto la cantidad como las características de la respuesta de las células T, proporcionando una instantánea de la inmunidad celular de ambos grupos.

El equipo descubrió que la frecuencia de las células T que reconocían las diferentes proteínas virales del SARS-CoV-2 era similar tanto en los individuos asintomáticos como en los pacientes de hospitalizados a causa de la infección. La única diferencia que presentaban es que los pacientes asintomáticos producían mayores cantidades de IFN gamma e IL-2, que son importantes para el control viral. “Cada vez hay más estudios que sugieren que las células T pueden desempeñar un papel protector en la Covid-19. Sería una buena noticia para los pacientes saber que están desarrollando una respuesta inmunitaria celular eficaz tras una infección sin síntomas. Nuestro estudio abre la puerta a nuevas pruebas de células T a gran escala, que podrían igualar la velocidad de las pruebas de anticuerpos”, destaca otro de los autores, Antonio Bertoletti.