Los aerosoles sí son la vía de transmisión

Un grupo de científicos firman en «The Lancet» un estudio que refuta la tesis de las «gotas» de la OMS

Sanidad propondrá evitar fumar en las terrazas para evitar contagios
Sanidad propondrá evitar fumar en las terrazas para evitar contagiosCristina Bejarano La Razón

«Una bofetada a la Organización Mundial de la Salud (OMS)». Esta es la conclusión del profesor español de Bioquímica en la Universidad de Colorado (EE UU), José Luis Jiménez, y uno de los seis firmantes del estudio publicado en la prestigiosa revista «The Lancet», que confirma la transmisión por aerosoles del SARS-CoV-2. La OMS sigue insistiendo en que el virus se transmite por «gotitas respiratorias entre personas que están en estrecho contacto» y que la transmisión por aerosoles no está suficientemente contrastada.

No solo estos seis expertos firmantes del estudio en «The Lancet» rechazan la conclusión de la OMS. También ha salido otra editorial en el «British Medical Journal» que aboga por mejoras en la ventilación y la calidad del aire para prevenir los contagios.

«Estas publicaciones en las revistas mas prestigiosas son una bofetada a la OMS», criticó en un mensaje a los medios de comunicación el experto en aerosoles José Luis Jiménez. El científico español se ha mostrado desde el inicio de la pandemia muy crítico de la «estrechez de miras» del organismo de Naciones Unidas y su «resistencia a aceptar la evidencia abrumadora de transmisión aérea». «Existe evidencia sólida y consistente de que el virus SARS-CoV-2, que causa la Covid-19, se transmite predominantemente a través del aire, según una nueva evaluación publicada en la revista médica ’'The Lancet’'», reza una nota de prensa. Los autores opinan que las medidas de salud pública que no partan de que el coronavirus es predominantemente transmitido por el aire «dejan a las personas desprotegidas y permiten que el virus se propague», advirtiendo de las implicaciones de seguir actuando como hasta ahora.

Que un virus infeccioso se transmite principalmente por el aire significa que alguien puede “potencialmente infectarse cuando inhala los aerosoles que se producen cuando una persona infectada exhala, habla, grita, canta, estornuda o tose”, dice el artículo de The Lancet. Para reducir el riesgo de transmisión, los expertos proponen medidas como mejorar la ventilación, reducir hacinamientos y largas estancias en interiores, usar mascarillas de calidad y bien ajustadas en interiores, y proteger a los profesionales sanitarios.

Por su parte, otros cuatro científicos publicaron el jueves una carta en el «British Medical Journal» con las mismas tesis que el de «Lancet». Los expertos han explicado que los intentos de reducir la propagación del coronavirus que no consideren los aerosoles como la principal vía de transmisión serán fútiles. «¿Por qué esto importa? Para los propósitos actuales de control de infecciones, la mayoría de las veces no importa. El uso de máscaras, mantener la distancia y reducir la ocupación en interiores impiden las rutas habituales de transmisión, ya sea por contacto directo con superficies o gotitas, o por inhalación de aerosoles. Sin embargo, una diferencia crucial es la necesidad de un mayor énfasis en la ventilación porque las partículas en suspensión más pequeñas pueden permanecer en el aire durante horas», reza el artículo.

Otro matiz relevante en torno a la transmisión por aerosoles es el cuidado de las mascarillas. Aunque la mayoría de las mascarillas son “al menos parcialmente efectivas contra la inhalación de aerosoles”, los investigadores señalan que es necesario velar por la filtración y el ajuste porque las pequeñas partículas aéreas podrían aprovechar cualquier hueco para sortearlas. Pero el acento lo ponen principalmente en la ventilación y la calidad del aire, de la misma forma que los que firmaron la editorial de The Lancet.