Simón, sobre las segundas dosis de AstraZeneca: “Se ha utilizado por parte de grupos políticos, ‘lobbies’ y medios de comunicación”

Según el epidemiólogo la mayoría no ha elegido Pfizer, porque “no ha podido tomar una decisión imparcial”

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando Simón
El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES), Fernando SimónEUROPA PRESS/J. Hellín. POOL Europa Press

Pese a que el pleno del Consejo Interterritorial aprobó a regañadientes que los menores de 60 con la primera dosis de AstraZeneca completaran la pauta con Pfizer, una gran mayoría de este colectivo está optando por terminar de vacunarse con la misma vacuna desarrollada por Oxford. Casi todos los menores de 60 no quiere mezclar vacunas, pese a que un ensayo del Carlos III concluyó que esta vacunación heteróloga es “segura y eficaz” y que otros países de nuestro entorno como Francia, Portugal, Alemania. Suecia o Finlandia la están llevando a cabo. En Madrid, donde se retomó la vacunación de trabajadores esenciales que se quedaron a medio vacunar, el 92% ha elegido AstraZeneca. En Andalucía, el porcentaje ronda también el 90% y desde el sindicato mayoritario de enseñanza ANPE, las segundas dosis con AstraZeneca también ha sido la opción que ha ganado por goleada entre los profesores.

Comunidades como Madrid, Murcia, Andalucía, Galicia y Castilla y León presionaron hasta el último momento para que los menores de 60 terminaran de vacunarse con el mismo fármaco, tal y como recomiendan los organismos reguladores sanitarios como La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Organizacion Mundial de la Salud (OMS). Una vez que el pleno del Interterritorial aprobó sin unanimidad que ese segundo pinchazo debía hacerse con Pfizer para evitar los riesgos de trombosis asociados a AstraZeneca, el Ministerio de Sanidad abrió la posibilidad a que los que no quisieran mezclar vacunas se pusieran la segunda dosis de AstraZeneca, siempre que firmaran un consentimiento informado. Pero en la práctica, cada comunidad está llevando a cabo su propio protocolo: Andalucía no exige ese consentimiento y en Madrid, Murcia y Castilla y León se entregan autorizaciones tanto para la vacuna de Pfizer como la de AstraZeneca.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, cree que el asunto de las segundad dosis en este colectivo de trabajadores esenciales y menores de 60 “se ha utilizado de muchas formas, por parte de los grupos políticos, de los ’'lobies’' y de los medios de comunicación, que pueden tener un interés determinado o patrocionadores...”. Esto, ha añadido Simón, “no favorece que la población tenga capacidad para tomar una decisión imparcial”. Además, ha criticado, que “no está pasando lo mismo en todas las comunidades”: “Hacer nacional lo que es una posición de alguna comunidad concreta, desinforma, si habláramos de una zona con menos cobertura mediática, la postura sería distinta”, ha dicho Simón en clara alusión a la Comunidad de Madrid. La región que gibierna Isabel Díaz Ayuso ha sido la que más ha presionado para que España vacunase siguiendo las recomendaciones de la EMA y la que más ha criticado al Ministerio de Sanidad por toar una decisión que, critica, no cuenta con el suficiente aval científico ya que la muestra del ensayo del Carlos III, de 675 personas, no es lo suficientemente representativa como para tomar una decisión de tal calado.