Muere una bebé de cinco meses por Covid-19: tenía el 80% de los pulmones comprometidos

Sarah Vitória Domingues Góis pasó de ser diagnosticada de una infección urinaria a estar intubada por el virus

Muere una bebé de cinco meses por Covid-19. Imagen de archivo
Muere una bebé de cinco meses por Covid-19. Imagen de archivoIVI IVI

Una bebé de cinco meses ha muerto a consecuencia de la Covid-19 en un municipio de San Pablo, en Brasil. La recién nacida, Sarah Vitória Domingues Góis, acudió al hospital el pasado 27 de abril por una infección urinaria. Sin embargo, a los pocos días de estar ingresada, comenzó a mostrar síntomas de estar infectada de coronavirus.

La pequeña tuvo que ser intubada y tras permanecer 13 días en terapia intensiva, y a uno de cumplir 6 meses, falleció el 28 de mayo con el 80 por ciento de sus pulmones comprometidos. Su madre, Sameque Vitória Góis, de 22 años, aseguró que su bebé estaba sana y que no tenía ninguna patología previa, a pesar de que había nacido prematura.

La madre denuncia que al llegar al hospital los sanitarios no realizaron la prueba Covid a la bebé, a quien le diagnosticaron bronquiolitis, una infección de los bronquiolos pulmonares. “Sin embargo, cuatro días después, noté que comenzaba a mostrar síntomas parecidos a los de la gripe”, comentó Sameque al medio Crónica.

Unos días más tarde, fue la propia madre de Sarah la que comenzó con los síntomas del virus. Como estos malestares aumentaron decidió realizarse el test y el 10 de mayo le informaron: estaba infectada de Covid-19. Tras el diagnóstico, la bebé tuvo que ser trasladada al Hospital Infantil Gonzaga en Santos, donde pasó una semana ingresada. A pesar de los esfuerzos médicos, su salud fue empeorando.

Los indicios eran desfavorables. Su joven madre contó que para ese momento tenía fiebre alta, el termómetro marcaba 40 grados y tenía anemia muy fuerte. Incluso padecía de un neumotórax, y tuvo que someterse a una cirugía de emergencia, para que pudieran poner drenajes en los pulmones para eliminar el aire, “ya no podía respirar”, contó.

A pesar de que los padres de la pequeña mantuvieran la esperanza de que iba a recuperarse, finalmente la bebé falleció el pasado 28 de mayo tras sufrir un paro respiratorio.