Religión

Benedicto XVI, setenta años de sacerdote que hoy es el “contemplativo del Vaticano”

Francisco rinde homenaje al Papa emérito cuando se cumplen siete décadas de su ordenación

El Papa Francisco y su predecesor Benedicto XVI
El Papa Francisco y su predecesor Benedicto XVIVatican MediaLa Razón

Se cumplen 70 años desde que Joseph Ratzinger fuera ordenado sacerdote junto a su fallecido hermano Georg en la catedral de Freising. El papa Francisco ha querido rendirle homenaje en esta particular efemérides presentándole como “el contemplativo del Vaticano”. Durante el rezo del ángelus, precisamente en la solemnidad de san Pedro y san Pablo, el Papa argentino se ha referido al Pontífice alemán como aquel “que se deja la vida mientras reza por la Iglesia y por la diócesis de Roma de la que es obispo emérito”.

“Todo nuestro afecto, gratitud y cercanía con él, quien nos sostiene con su oración”, agradeció Jorge Mario Bergoglio, que no dudó en elogiar a su predecesor “por tu testimonio creíble, por tu mirada hacia el horizonte de Dios”.

Lo cierto es que, a sus 94 años, Benedicto XVI vive retirado en el monasterio Mater Ecclesiae con una frágil salud de hierro. Así lo ha descrito en estos días su secretario personal Georg Gänswein.”Es una persona de 94 años que físicamente está muy débil, y muy frágil. Pero gracias a Dios su cabeza funciona muy bien. Por desgracia tiene la voz muy débil. Le cuesta hablar. Pero está de buen humor”.

“Por desgracia -detalla el secretario personal- no puede mantenerse en pie la media hora que dura la misa diaria, así que se limita a concelebrar, sentado en una silla de ruedas, junto al altar, mientras yo ejerzo de celebrante principal”. Su fiel acompañante garantiza que no ha faltado nunca a su cita: “No ha habido un día en que no haya celebrado o concelebrado la Misa”.

Pero, ¿ha celebrado de alguna manera especial esta jornada? “Hemos invitado a un grupo de antiguos chicos del coro de Ratisbona, de los que aprendieron a cantar con su hermano. Tienen entre 40 y 60 años. Algunos de ellos han cantado en la capilla durante la eucaristía”, ha expuesto el secretario personal en un encuentro organizado por Rome Reports y la Fundación Pontificia Joseph Ratzinger para recordar estas siete décadas de consagración.

“Era increíblemente inteligente”, recuerda el sacerdote Fritz Zimmermann, compañero suyo de ordenación aquel 29 de junio de 1951. En total, se ordenaron en el templo principal de Freising 44 curas de manos del cardenal Michael von Faulhaber. “Joseph Ratzinger primero estudió en Munich y luego llegó a Freising como alumno un año antes de ser ordenado sacerdote. Las relaciones entre todos nosotros como seminaristas fueron buenas porque todos estábamos felices de haber escapado de la guerra”, rememora Zimmermann.