La Agencia Europea del Medicamento pide acelerar la vacunación para frenar las nuevas variantes

La OMS augura una nueva ola en Europa tras el incremento de los contagios

La batalla contra el coronavirus es una carrera de fondo en la que no vale relajarse. Tras diez semanas de descenso en los contagios, Europa volvió a vivir un repunte la semana pasada que aventura lo peor. “Habrá una nueva ola en Europa a menos que seamos disciplinados, más aún cuando ahora hay menos reglas. Todos debemos vacunarnos sin dudarlo cuando sea nuestro turno”, ha alertado en rueda de prensa, Hans Kluge, el responsable de la división europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según el organismo internacional, ahora mismo se dan las tres condiciones para que vuelva a producirse un fuerte incremento de los contagios: nuevas variantes, déficit en vacunación y contacto social creciente después que la mayoría de las países europeos hayan relajado las restricciones tras los duros meses de invierno. Por eso, Kluge ha resaltado la necesidad de “aprender la lección” de lo ocurrido el año pasado cuando muchos países se vieron mucho más golpeados durante la segunda ola que durante la primera debido a una rápida desescalada.

Preocupa especialmente la virulencia de la variante Delta. La OMS coincide en su diagnóstico con las previsiones del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Los dos organismos consideran que de aquí a agosto esta mutación será “dominante”. La agencia europea cree que a finales de agosto, esta variante representará el 90% de los contagios debido a que el virus va a seguir circulando durante el verano entre las personas más jóvenes que todavía no han sido inmunizadas.

A pesar de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) también comparte la preocupación por el avance de la variante Delta, los representantes del organismo han aclarado que las cuatro vacunas administradas en la UE (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) protegen de las nuevas cepas que están circulando en la UE. A pesar de estas palabras tranquilizadoras, la EMA ha pedido a los laboratorios que sigan estudiando los efectos de sus antídotos ante nuevas variantes, con el objetivo de que estos análisis sean cotejados por la agencia.

El director de Estrategia de Vacunas del organismo, Marco Cavaleri ha explicado en rueda de prensa desde Ámsterdam (Holanda) que “los primeros datos del mundo real sugieren que las dos dosis de las vacunas protegen contra la variante Delta” y que los anticuerpos que general estos antídotos “son capaces de neutralizar esta variante”. A pesar de esto, Cavaleri también ha recalcado que pueden producirse nuevas mutaciones en los últimos meses y que la EMA también analiza el desarrollo de la cepa bautizada como “Delta Plus”, una variante de la mutación india.

Como modo de vencer a las nuevas mutaciones, la EMA ha hecho un llamamiento a acelerar vacunación de las personas de más de 60 años y se ha mostrado en contra de retrasar la segunda dosis a esta franja de edad con el objetivo de incrementar el número de vacunados. “Es primordial asegurar que las personas vulnerables y de edad avanzada completen su ciclo de vacunación lo antes posible para protegerlos de una mayor propagación de la variante delta”, ha advertido Cavaleri.

Precisamente uno de los factores que ha retrasado la campaña de vacunación en España y otros países europeos han sido las dudas sobre las segunda dosis de AstraZeneca, después de que detectase un vínculo de causa efecto entre este antídoto y trombos muy raros asociados a bajos niveles de plaquetas. La EMA sigue recomendando que la pauta sea completada con el antídoto de AstraZeneca, aunque Cavaleri ha señalado que los estudios preliminares realizados en España y Alemania muestran una buena respuesta inmunológica y ningún problema de seguridad al mezclar esta vacuna con la de Pfizer. La EMA sigue analizando la situación y espera tener mas datos dentro de poco.

Además, la Agencia sigue estudiando sobre si será necesaria una tercera dosis de vacuna ( una segunda en el caso de Janssen) para reforzar la inmunidad.