Andalucía

El Prenda reconoce la violación de “La Manada” y pide perdón a la víctima

Es la primera vez que uno de los cinco condenados admite la agresión sexual tras cinco años acusando a la joven de inventarse el ataque. Pide al tribunal que su “perdón” conste en su “ejecutoria y expediente penitenciario”

José Ángel Prenda, uno de los cinco miembros de “La Manada” de Pamplona, ha reconocido por primera vez que violó a la joven madrileña de 18 años y ha pedido perdón por los hechos sucedidos en los Sanfermines de 2016.

Los condenados siempre negaron los hechos durante el juicio y acusaron a la víctima de inventarse la agresión. Ahora, cinco años después, el Prenda, cambia su versión de los hechos y admite en una carta escrita desde la cárcel a la que ha tenido acceso ‘Caso Abierto’, que el acto sexual no fue consentido.

“Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (…) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos”, escribe desde el módulo de respeto número 11 del Centro Penitenciario Puerto III, en Cádiz, donde cumple su condena.

En la misiva, que fue escrita a mano por Prenda el pasado 22 de julio y remitida a la Audiencia Provincial de Navarra, el sevillano pide que su perdón “sea comunicado y trasmitido a la víctima y sus familiares a través de los medios que dispone la Administración de Justicia para ello”.

La emisión de esta carta no es casual. José Ángel Prenda ha cumplido ya una cuarta parte de su condena de 15 años, por lo que podría empezar a solicitar permisos para salir temporalmente de la cárcel. Algo para lo que se valora reconocer el delito y el haber pedido perdón a la víctima.

El reo añade en un último párrafo que su arrepentimiento “conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud por escrito y se me dé copia de la misma” y termina con el compromiso del reo de trabajar “incansablemente” por reparar el daño causado a la víctima.

El Prenda y sus cuatro amigos sevillanos, el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero, el exmilitar Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza y Jesús Escudero, violaron, grabaron y abandonaron en un portal de Pamplona a la joven de 18 años.

Después, el ahora arrepentido, escribió desde su móvil a los once hombres que integraban el grupo de Whatsapp “Manada” el mensaje: “Follándonos a una entre 5, puta pasada de viaje”. La cruel violación sacó a la calle a miles de mujeres y hombres que apoyaron a la víctima, al tiempo que marcó un antes y un después en la percepción de las agresiones sexuales en España.

José Ángel Prenda, como el resto de miembros de “La Manada”, fue condenado en abril de 2018 por la Audiencia Provincial de Navarra a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual, pena que en junio de 2019 el Tribunal Supremo elevó a 15 años al considerar los hechos ocurridos en los Sanfermines como una violación con intimidación. El alto tribunal consideró, por unanimidad, que en los Sanfermines de 2016 cometieron un delito continuado de violación, con el agravante de trato vejatorio y actuación conjunta.