Adiós a los grupos de WhatsApp tal y como los conocíamos

La aplicación tiene la capacidad de cerrar grupos para siempre si detecta información sospechosa

WhatsApp es la aplicación de mensajería por excelencia, permitiendo a las personas mantenerse en contacto con familiares, amigos y conocidos. Tanto es así que, según datos de principios del año 2020, el líder en mensajería instantánea, superó los 2.000 millones de usuarios, bastantes más que con los que cuentan otras aplicaciones como Facebook, Messenger o Telegram, entre otras. Dentro de la diversidad de funciones que ofrece al usuario, los grupos son una de las más usadas e importantes. Frente a las polémicas nuevas condiciones y políticas de privacidad que WhatsApp estrenó el pasado verano y que todos tuvimos que aceptar a regañadientes para no ver nuestra cuenta suspendida. El gigante de la mensajería ha aplicado varias nuevas funcionalidades para hacer la experiencia del usuario más satisfactoria. Entre ellas, se encuentra la capacidad de cerrar grupos para siempre, y aunque la plataforma no puede ver el contenido de los mensajes porque están encriptados de extremo a extremo, el equipo de moderación utiliza tecnología avanzada de aprendizaje automático basada en información de cada grupo para detectar algunas anomalías.

Una de las razones por las cuales se puede clausurar un grupo es cuando la plataforma detecta información sospechosa, como nombres y descripciones de grupos ilegales. Cuando un grupo es cerrado de manera permanente por WhatsApp, sus participantes ya no podrán enviar mensajes ni leer el historial de conversaciones. Asimismo, no podrán consultar la información del grupo ni leer la lista de los demás participantes. Por último, WhatsApp puede prohibir que los administradores que creen este tipo de grupos usen el servicio, es decir, suspenderles la cuenta para siempre.

¿Cómo puedo evitar que me agreguen a este tipo de grupos?

A menudo, los grupos que se crean sin permiso para promocionar servicios o productos pueden resultar molestos. Por esta razón, WhatsApp introdujo un nuevo filtro que evitará que extraños o cualquier persona agregue a otros usuarios a un grupo desconocido. Por lo tanto, cuando alguien quiera agregar a otro usuario a un grupo en la aplicación, deberá contar con su permiso.

Para activarlo, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Abrir WhatsApp.
  2. Pulsar en los tres puntos, que simbolizan las opciones, en la esquina superior derecha de la pantalla. En dispositivos Apple, debemos pulsar en “Configuración”, que se encuentra en la esquina inferior derecha.
  3. Ingresar a Ajustes y, dentro de estos, acceder al apartado “Cuenta”.
  4. Seleccionar la opción “Privacidad” , aquí aparecerá la opción “Grupos”. Es probable que la configuración predeterminada esté establecida en “Todos”.
  5. Aquí, se pueden elegir entre tres modos: “Todos”, “Mis contactos” y “Mis contactos, excepto”.

En primer lugar, la opción “Todos” permite que cualquier usuario con el simple hecho de tener su número de teléfono pueda agregarlo a un grupo sin su permiso. Por otro lado, con la segunda opción “Mis contactos”, solo le puede agregar una persona de su lista de contactos. La última opción “Mis contactos, excepto” da la posibilidad de elegir quién puede agregarle a un grupo, permitiendo filtrar y eliminar los contactos que no desea que puedan hacerlo. De esta manera, nadie puede agregarle a un nuevo grupo, incluso si está en su lista de contactos de WhatsApp.