El PP frena en Europa la criminalización del vino

El Parlamento Europeo aprueba las enmiendas lideradas por la portavoz Dolors Montserrat por las que se diferencia claramente entre el consumo abusivo de alcohol, que es dañino para la salud, con el consumo moderado de vino

Copa de vino y viñedo
Copa de vino y viñedo FOTO: Copa de vino y viñedo Copa de vino y viñedo

El informe del Parlamento Europeo sobre el cáncer no resultará tan perjudicial para el vino. El borrador del texto pretendía equiparar el alcohol con el tabaco, lo que abría la puerta a incorporar una etiqueta de advertencia sobre los peligros de contraer un cáncer, al igual que sucede ahora mismo con las cajetillas de tabaco y sus mensajes de “Fumar mata”.

Sin embargo, el Partido Popular ha frenado hoy en Europa que se criminalice el vino, el cava o la cerveza, al evitar que se califique su consumo responsable y moderado como perjudicial para la salud enfatizando solo el consumo excesivo como factor de riesgo.

Ha sido en el Pleno del Parlamento Europeo, en la votación de enmiendas al informe del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, en que se han aprobado las cuatro enmiendas lideradas por la portavoz del PP, Dolors Montserrat, por las que se diferencia claramente entre el consumo abusivo de alcohol, que es dañino para la salud, con el consumo moderado y responsable de vino, cava o cerveza.

Las enmiendas pedían no equiparar el consumo abusivo de alcohol con el consumo moderado de vino, subrayando que el consumo abusivo de alcohol sí es un factor de riesgo para la salud.

Por otro lado, también se elimina otra referencia a un informe de la Organización Mundial de la Salud que indicaba que “no existe un nivel de consumo seguro” de alcohol en lo que respecta a la prevención del cáncer, y pasa a afirmar que “el nivel más seguro de consumo es ninguno”

Además, se ha aprobado la enmienda que pide un etiquetado sobre la importancia del consumo moderado, en vez de “etiquetas con advertencias sanitarias”, cerrando la puerta a que se impongan en Europa etiquetas al vino como las que se han impuesto a otros productos dañinos para la salud.

“El consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol, la mala alimentación, un índice de masa corporal elevado, un estilo de vida sedentario y la contaminación ambiental son factores de riesgo comunes a otras enfermedades crónicas; considera, por tanto, que la prevención del cáncer y las medidas de reducción de riesgos deben aplicarse en el contexto de un programa integrado de prevención de enfermedades crónicas”, afirma el texto final.

Dolors Montserrat ha recordado que “la dieta Mediterránea, patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, es una valiosa herencia cultural europea, que nos aporta una alimentación saludable que contempla un consumo moderado de vino”.