Ramsay Hunt, el extraño síntoma provocado por el virus de la varicela que permanece “dormido” durante años en el organismo

El cantante Justin Bieber ha tenido que suspender sus conciertos porque le ha provocado una parálisis facial

Justin Bieber compartió un vídeo en el que mostraba los efectos del virus en su cara
Justin Bieber compartió un vídeo en el que mostraba los efectos del virus en su cara FOTO: La Razón (Custom Credit)

El síndrome de Ramsay Hunt era una enfermedad prácticamente desconocida hasta hace poco menos de una semana. Pero el pasado viernes, el cantante de 28 años, Justin Bieber, compartió un storie en Instagram en el que anunciaba que tenía que cancelar sus próximos conciertos porque la enfermedad le había provocado parálisis en un lado de la cara, lo que le hacía imposible cantar ante su público. El vídeo, compartido entre sus 241 millones de seguidores y que ya lleva más de 53 millones de visitas, muestra cómo Bieber tiene paralizada la parte izquierda de la cara y que hay movimientos que no puede hacer con naturalidad como parpadear o mover la boca de manera natural.

Las imágenes son impactantes y preocupantes porque el cantante no domina sus gestos de su cara: “Como podéis ver, este ojo no está parpadeando. No puedo sonreír por este lado de mi cara. Esta fosa nasal no se mueve, así que tengo una parálisis total en este lado de mi cara”, dijo Bieber.

Pero a pesar de parecer alarmante, por lo general, con un tratamiento adecuado suele solucionarse de manera más o menos rápida. De hecho, Bieber ha compartido un nuevo vídeo con sus seguidores en el que afirma encontrarse mejor gracias al tratamiento y a “la ayuda de Dios”.

“Quería compartir con vosotros cómo me he estado sintiendo. He mejorado cada día y, a pesar de las molestias, he encontrado consuelo en quien me diseñó y me conoce. Él sabe todo de mí, conoce las partes más oscuras de mi vida que no quiero que nadie sepa y constantemente me da la bienvenida”, indicó.

¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt?

Es una enfermedad causada por el virus que provoca la varicela y los herpes zóster, que afecta al nervio facial, muy cercano al oído interno, lo hincha y lo irrita provocando molestias en el oído y en la cara y pérdida de audición. El trastorno afecta principalmente a adultos -sobre todo a mayores de 60 años- y en ocasiones, aunque raras, también se ha dado en niños, según informa la Clínica Mayo.

Según un estudio liderado por el doctor Antonio Martínez Oviedo, y publicado por el Instituto de Salud Carlos III, el síndrome de Ramsay Hunt se “asocia parálisis facial periférica acompañada de una erupción vesicular en pabellón auricular o cavidad oral, causada por la afectación del ganglio geniculado por el virus varicela-zoster (VVZ)”.

El síndrome de Ramsay Hunt afecta a personas que han pasado la varicela. El virus permanece en el cuerpo aunque nos recuperemos y puede reactivarse años después para provocar herpes zóster, una erupción dolorosa con ampollas llenas de líquido. La reactivación del virus de la varicela puede causar la enfermedad en personas que no la han pasado o que no están vacunadas. La infección puede llegar a ser grave en personas con problemas del sistema inmunitario.

Los síntomas que pueden alertarnos de la presencia de la enfermedad es la aparición de un sarpullido rojo doloroso, con ampollas llenas de líquido en el oído o alrededor de él dentro. Otro de los síntomas es la debilidad o parálisis facial del mismo lado del oído afectado y suele aparecer de forma paralela, aunque el sarpullido en ocasiones no se produce. Así la lista de síntomas posibles son: Dolor de oído y zumbido, pérdida de audición, vértigos al girarse o moverse, pérdida del gusto, boca y ojos secos.

Una de las precauciones a tomar es que, en el caso de que aparezcan, hasta que se forme una costra en las ampollas hay que evitar el contacto con personas que no hayan pasado la varicela o no estén vacunadas, con personas que tengan debilitado el sistema inmunitario, recién nacidos y embarazadas.

¿Tiene tratamiento?

El tratamiento más habitual es un antiviral para infecciones producidas por el virus de la varicela-zóster, analgésicos y corticoides orales. Pero otro estudio sobre esta enfermedad alerta de que la sintomatología es tan inespecífica, que el diagnóstico podría retrasarse y, por lo tanto, el tratamiento también. Debido a que no existe consenso en el tratamiento combinado de esta enfermedad y que el tratamiento debe instaurarse de forma precoz hay que valorar de forma individualizada los factores de peor pronóstico de cada paciente y los factores de mal pronóstico de la parálisis facial zostérica.

¿Qué complicaciones puede tener?

Las complicaciones que puede provocar el síndrome de Ramsay Hunt son básicamente tres. La primera, pérdida auditiva permanente y debilidad facial. Esta es la que afecta a la mayoría de las personas, y aunque suelen ser temporales, en ocasiones pueden convertirse en permanentes. El síndrome también puede provocar daños oculares porque el síndrome provoca debilidad facial y dificulta el cierre del párpado. De esta forma, la córnea queda más expuesta, puede resultar dañada y provocar dolor ocular y visión borrosa. Por último, el síndrome de Ramsay Hunt puede también generar neuralgia posherpética. Cuando una infección de este tipo daña las fibras nerviosas, hace que manden mensajes distorsionados y eso puede ser mal interpretado por el cerebro y provocar un dolor más intenso y duradero.