Nueva York advierte de transmisión local de polio

Han detectado en virus en aguas residuales, por lo que podría estar mucho más extendido de lo que se creía hasta ahora

Imagen de microscopio de 1964 en la que se muestra el daño del virus de la polio en el tejido de la médula espinal
Imagen de microscopio de 1964 en la que se muestra el daño del virus de la polio en el tejido de la médula espinal AP

Las autoridades de la ciudad de Nueva York advirtieron este jueves de que han detectado el virus de la poliomielitis (polio) en las cloacas de la gran urbe y eso “sugiere (que ha habido) transmisión local”, por lo que instaron a la población a vacunarse, especialmente los niños.

El primer caso de polio en Estados Unidos en una década se registró a finales del mes de julio en el condado de Rockland, un área metropolitana de la ciudad de Nueva York, y luego se detectó el virus en sus aguas residuales y las de zonas cercanas.

El responsable de Salud de la ciudad, Ashwin Vasan, señaló que ahora que “la polio está circulando” en la comunidad, es esencial que los niños se vacunen y que los adultos que no están protegidos o tienen una pauta incompleta también lo hagan.

“La polio puede llevar a una parálisis e incluso a la muerte. Instamos a los neoyorquinos no vacunados a vacunarse ya”, agregó Vasan, para quien la polio es “completamente evitable” y su reaparición supone una “llamada a la acción”.

La mayor parte de los adultos fueron vacunados en su infancia, pero la vacunación infantil actual está decayendo, con un 14 % de los menores de 5 años sin proteger y más del 40 % en algunos barrios, según datos del presidente de Manhattan, Mark Levine.

La comisaria de salud estatal, Mary Bassett, afirmó ante los medios que el hallazgo del virus en las aguas residuales de la ciudad es “alarmante, pero no una sorpresa”, y sostuvo que por cada caso de polio con parálisis identificado “puede haber cientos sin detectar”.

Las autoridades locales, estatales y federales están trabajando para investigar si hay más casos de polio y evaluar la propagación del virus, precisamente en un momento en el que se sigue lidiando con el coronavirus y la emergente viruela del mono.

En 1988, la Organización Mundial de la Salud impulsó una campaña internacional de salud pública con el objetivo erradicar la polio en el año 2000, pero en 2020 se reportaban casos en 34 países, principalmente del África subsahariana y Asia.

Aunque las cifras han disminuido en los últimos 18 meses, han surgido algunos casos en Ucrania e Israel; en junio se detectó el virus de la poliomielitis en las aguas residuales de Londres y en julio en las de Nueva York.

El virus responsable de esta enfermedad se contagia o bien por contacto directo con una persona infectada o, con menor frecuencia, a través de agua y alimentos contaminados. En algunos casos, la infección se presenta de manera asintomática, por lo que las personas afectadas pueden transmitir el virus incluso cuando no parecen enfermas. En otros casos, la polio puede producir síntomas leves parecidos a los de la gripe que pueden tardar hasta 30 días en aparecer.

Sin embargo, se estima que el 4% de los afectados pueden desarrollar meningitis viral y aproximadamente uno de cada 200 pueden sufrir una parálisis irreversible.