Las borrascas no dan tregua: 48 horas de lluvias intensas en estas zonas

Un total de 16 provincias están este jueves en riesgo por lluvia, oleaje, tormentas y viento. La entrada de aire más frío durante el fin de semana hará bajar los termómetros y la cota de nieve

La lluvia ha sido la protagonista en muchas zonas esta semana y lo seguirá siendo en los próximos días. La recta final del puente de diciembre va a seguir marcada por la llegada de profundas borrascas atlánticas y sus frentes asociados. Las lluvias serán prácticamente generalizadas, sobre todo en el oeste de la Península. Las temperaturas no experimentarán grandes cambios y seguirán en torno a los valores normales para esta época, aunque con las mínimas algo más altas de lo habitual para la época, hasta el sábado, cuando descenderán claramente.

Así, este jueves un total de 16 provincias están en riesgo por lluvia, oleaje, tormentas y viento, según la previsión de Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). La jornada estará marcada por precipitaciones localmente intensas y persistentes en el suroeste peninsular, área de Estrecho, entorno del sistema Central y del Pirineo central, así como vientos fuertes o con intervalos fuertes en el Golfo de Cádiz, Estrecho y litoral Cantábrico occidental. En concreto, hay aviso naranja por lluvias persistentes de al menos 80 litros por metro cuadrado en el sur de Ávila y el norte de Cáceres. El resto de los avisos, de nivel amarillo, se refieren sobre todo a lluvias fuertes de 15 a 20 litros por metro cuadrado en una hora o persistentes de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas. Son los casos de Ávila, Cáceres, Badajoz, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Huesca, Jaén, Málaga, Salamanca, Sevilla y Toledo. El aviso por tormentas afecta al litoral de Cádiz y de Huelva, y por mala mar a las costas de A Coruña, Asturias y Lugo, donde se esperan vientos de hasta 61 km/h y olas de cuatro metros.

Debido a la acción de una baja situada al oeste de la Península, se esperan cielos nubosos o cubiertos, con lluvias y chubascos casi generalizados, que podrán tener cierta intensidad y ser persistentes en amplias zonas de la vertiente atlántica, norte de Aragón y Cataluña y en la costa gallega. Las mayores acumulaciones se esperan en el cuadrante suroeste peninsular, área de Estrecho y entorno del sistema Central así como en el entorno del Pirineo oscense. En Baleares y sur del área mediterránea, las precipitaciones serán menos probables, con predominio de nubes medias y altas. En Canarias, se esperan cielos nubosos con probabilidad de algunos chubascos, que serán más intensos y con tormentas ocasionales a primeras horas en islas orientales.

Las cotas de nieve se mantendrán altas, en torno a los 1.800-2.000 metros en el tercio norte y por encima de los 2.000 metros en el resto. Surgirán nubes bajas, brumas y nieblas matinales en zonas montañosas de la Península, valle del Ebro y sureste de la meseta Sur. En cuanto a las temperaturas, las diurnas experimentarán un ligero ascenso en el suroeste peninsular, bajo Ebro, en la mayor parte de la meseta Norte y en Baleares, y un descenso en resto de la Península, más acusado en el extremo norte. Las mínimas, irá en ascenso y se registrarán heladas débiles en Pirineos.

La borrasca seguirá afectando a la Península el viernes. Será otro día más de lluvias generalizadas sobre todo en el oeste y la zona centro, donde se esperan las mayores acumulaciones. Las precipitaciones podrían avanzar algo más hacia el Mediterráneo y no se descarta que se produzcan chubascos en el este de Cataluña y en Baleares y en la isla de La Palma. Las temperaturas subirán en el Mediterráneo y Baleares hasta superar los 20 grados centígrados por ejemplo en Alicante o Murcia, pero por el contrario bajarán en el noroeste, ya que los vientos girarán a componente norte y serán más fríos, por lo que también descenderá la cota de nieve hasta los 1.000 o 1.200 metros al final del día en la cordillera Cantábrica y hasta 1.300 o 1.500 metros en el resto de las zonas montañosas de la mitad norte y estará entre 1.800 a 2.000 metros en el entorno del sistema Central.

Entrada de aire frío

El sábado será un día de ligera tregua con las lluvias antes de que por la noche llegue otra nueva borrasca por el suroeste. Así, la primera mitad del día seguirá lloviendo aunque con menos intensidad que los días previos en puntos de la mitad sur y el centro; en el tercio norte y en Baleares donde habrá chubascos tormentosos y permanecerán sin lluvias en el resto del país. Por la noche llegará un frente asociado a la nueva borrasca que dejará precipitaciones en el oeste de Andalucía y de Extremadura. Se registrará un claro descenso de las temperaturas, sobre todo en la mitad norte ya que volverán las heladas a zonas de montaña que pueden llegar a -6 o -8 grados bajo cero. Con esta bajada, de nuevo caerá la cota de nieve, que se situará en 600 u 800 metros en el Pirineo navarro y hasta 800 o 1.000 metros en el resto de las montañas de la mitad norte.

El frente avanzará el domingo y con él, las lluvias, que ganarán terreno por lo que se espera que sea un día muy lluvioso en buena parte del oeste y del centro de la Península, sobre todo en Andalucía y el entorno del Sistema Central. Las precipitaciones serán menos probables en el área mediterránea y en Baleares y es posible que este día, el domingo, sobre también con intensidad del viento en el sur peninsular, especialmente en zonas montañosas y bueno. Por su parte, las temperaturas subirán salvo en el litoral mediterráneo, donde bajarán, y las montañas quedarán acotadas a zonas de montaña.

De cara a la próxima semana, la AEMET pronostica un tiempo similar, marcado por el sucesivo paso de borrascas que regarán buena parte de España, pero especialmente la mitad oeste de la Península y por las temperaturas que subirán el lunes y el martes aunque pueden volver a bajar el miércoles.