Zoom, lo que debes saber antes de usar la app de moda... puede meterte en problemas

Es cierto que tiene algunas ventajas, pero hay algunas características que debes controlar antes de usarla

El servicio de videoconferencia Zoom para iOS deja de compartir información con Facebook
Estos son los peligros de usar zoom ZOOM

Seguro ya has descargado Zoom, sea para una multiconferencia con amigos como para una reunión con equipos de trabajo. Es fácil de usar, sencilla de instalar y muy efectiva para convocatorias de varias personas. Pero cuando dejamos de lado los fondos personalizables (muy útiles para que los jefes no vean el desorden hogareño) y la posibilidad de compartir, hay algunos detalles que debemos tener en cuenta.

Ya en 2019, cuando casi nadie había escuchado hablar de Zoom, su software fue puesto en duda por piratería de la cámara web. Básicamente era un error que permitía a usuarios no invitados unirse a reuniones de vídeo ajenas.

Más cerca en el tiempo, expertos de la Electronic Frontier Foundation (una organización no gubernamental que investiga y analiza conflictos en el mundo digital) señaló otros problemas. El mes pasado, esta organización afirmaba que existen algunas propiedades de las que los usuarios deben estar al tanto para poder hacer un uso efectivo de la aplicación.

El administrador de la llamada, por ejemplo, tiene la capacidad de monitorizar las actividades de los asistentes mientras se comparte la pantalla. Esta característica les permite saber si la mirada de los asistentes está en la pantalla…o haciendo memes sobre las reuniones a distancia. Si durante 30 segundos seguidos algún participante no ha mirado a la pantalla, el administrador recibe una alerta.

Otra ventaja para quien organice la llamada es que puede ver cómo, cuándo y dónde los usuarios vinculados a la cuenta que administra, usan Zoom. De hecho, la aplicación genera un sistema de clasificación de usuarios basado en el número total de minutos de reunión. Si un usuario graba cualquier llamada a través de Zoom, los administradores pueden acceder al contenido de esa llamada grabada, incluidos los archivos de video, audio, transcripción y chat.

Cuidado con los administradores

Para cualquier reunión que haya tenido lugar o esté en proceso, Zoom permite a los administradores ver el sistema operativo, la dirección IP, los datos de ubicación y la información del dispositivo de cada participante. La información de este dispositivo incluye el tipo de máquina (PC / Mac / Linux / móvil / etc.), especificaciones sobre la marca / modelo de sus dispositivos audiovisuales periféricos, como cámaras o altavoces, y nombres para esos dispositivos (por ejemplo, el nombre que el usuario ha dado a los cascos inalámbricos con los que se ha conectado). Los administradores también tienen la capacidad de unirse a cualquier llamada en cualquier momento, sin el consentimiento o la advertencia en el momento para los asistentes a la llamada.

A todo esto hay que sumarle que, excepto aquellas personas o empresas que pagan por Zoom, quienes la utilizan de forma gratuita ceden sus datos para que los comparta con terceros.

“Zoom utiliza ciertas herramientas publicitarias estándar que requieren datos personales (por ejemplo, Google Ads y Google Analytics) –señala el acuerdo de uso que aceptamos al descargar la app–. Esto no es una “venta” de sus datos en el sentido de que la mayoría de nosotros usamos la palabra venta. Sin embargo, las leyes de California tiene una definición muy amplia de “venta”. Según esa definición, cuando Zoom utiliza las herramientas para enviar los datos personales a los proveedores de herramientas de terceros, puede considerarse una “venta”. Es importante saber que los programas de publicidad siempre han funcionado de esta manera y no hemos cambiado la forma en que usamos estas herramientas. Es solo con los desarrollos recientes en las leyes de privacidad de datos que tales actividades pueden caer dentro de la definición de “venta".

¿Queda claro? Pues sí, que venden nuestros datos. Y no está mal ya que ofrecen un servicio y nosotros pagamos con información. Pero debemos saberlo