Llega el Mate 40 de Huawei: la primera impresión es muy buena

Microchip de 5 nanómetros, cuatro lentes Leica, carga superrápida de 66 W y hasta 512 GB de memoria entre otros detalles

Finalmente llegó: la serie Mate 40 de Huawei. En pocas palabras es un teléfono que por prestaciones, diseño y calidad, va a hacer pensar a muchos que compensa por la molestia de no llevar de fábrica, ciertas aplicaciones de Google (aunque estas se pueden descargar de forma alternativa). ¿Qué lo hace tan interesante? Varios motivos.

En primera instancia incorpora el nuevo Kirin 9000, un microchip desarrollado con arquitectura de cinco nanómetros, lo que significa que cuenta con 15.300 millones de transistores, un 30% más que el A14 de Apple, el que lleva el iPhone 12. En pocas palabras: es el microchip para un smartphone, más potente, en este sentido, hasta la fecha.

En cuanto al diseño, no sorprende ni se aparta mucho de la norma, excepto en su parte trasera, donde la disposición de las cámaras se encuentra en una rueda que rápidamente centra la vista. Dependiendo de la gama, Mate o Mate Pro, estará disponible en verde, amarillo, blanco, negro y plata. Lleva una pantalla OLED de 6,76 pulgadas con una tasa de refresco de 90 Hz (se actualiza 90 veces por segundo) y su ratio de pantalla es de poco más del 94%.

Pero hay más. Su lente frontal permite jugar con el móvil: si lo miramos, se activa la pantalla. Si pasamos la mano por delante lo mismo y si lo configuramos para ello, podemos responder una llamada, sin siquiera tocar el dispositivo.

También las cámaras (principales de 50, 20 y 12 MP más un sensor para efecto bokeh y una lente dual en el frontal de 13 MP y sensor de profundidad) cuentan con otras características interesantes. Por ejemplo, existe el modo Dual View que permite grabar vídeos (en 4K y hasta 1080 de resolución) en modo gran angular y en tele al mismo tiempo y hasta combinar una imagen de la cámara principal con la selfie, de modo que se puede ver la reacción de quien está detrás de cámara, a la acción.

El estabilizador de imagen funciona muy, muy bien la verdad y esto se agradece cada vez más en un teléfono de gama alta. Y el modo cámara lenta también está presente en la cámara selfie, un plus interesante.

¿Más? La batería es de 4.400 mAh y la carga rápida funciona perfectamente con el cargador de 66W, uno de los más potentes del mercado. A eso hay que sumarle carga inalámbrica y reversible.

En breve publicaremos un análisis más profundo, con imágenes tomadas con el terminal, pero por lo que hemos probado por ahora, la serie Mate 40, tiene muy buena pinta.