Amazon quiere entrar en su casa para evitar el robo de paquetes

El servicio «Key by Amazon» incluye también el acceso a garajes y coches

  • Para aumentar la seguridad, el proceso estará controlado por una app / Amazon
    Para aumentar la seguridad, el proceso estará controlado por una app / Amazon
Las Vegas (EE.UU.).

Tiempo de lectura 4 min.

11 de enero de 2019. 07:13h

Comentada
Las Vegas (EE.UU.). 11/1/2019

El auge del comercio online y las entregas a domicilio han convertido los robos de paquetes en un problema, y la solución que ha hallado Amazon es pedir a los clientes acceso a su casa, su coche y el garaje, según ha explicado a Efe el director general de «Key by Amazon», Rohit Shrivastava.

El servicio para entregas en hogares particulares y en maleteros de vehículos está disponible desde el año pasado en 37 áreas metropolitanas de EEUU, y la compañía anunció en la feria CES de electrónica de consumo que se celebra en Las Vegas (Nevada, EEUU) una ampliación a garajes y edificios de apartamentos.

«Creemos que, aunque la entrega de paquetes en porches es una buena opción para muchos de nuestros clientes, ampliar las posibilidades y ofrecer más alternativas siempre es algo positivo. Es una innovación que da comodidad, seguridad y control a los clientes», dijo Shrivastava a Efe.

«Dada la buena acogida que han tenido las entregas en hogares, pensamos que ampliar el servicio a garajes y complejos de apartamentos sólo podía resultar beneficioso para el consumidor», indicó.

Como es práctica habitual de la empresa, Amazon no informó de datos específicos sobre el número de clientes que usan este servicio, aunque su director general aseguró que la satisfacción de los consumidores es «muy alta».

Actualmente, hay cinco cerraduras en el mercado compatibles con la tecnología «Key» de Amazon, de manera que si el usuario dispone de una de ellas, sólo necesitará suscribirse al servicio e instalar la «cloud cam», una cámara que permite seguir en tiempo real los movimientos del repartidor dentro de la casa.

«En el caso del hogar, y a diferencia de nuestro nuevo servicio para garajes, requerimos la instalación de la cámara. Básicamente, queremos dar al cliente una tranquilidad absoluta. Queremos que tenga el control de la situación en todo momento y que pueda ver lo que está ocurriendo», apuntó Shrivastava.

El director general de «Key by Amazon» aseguró que todos los repartidores que participan en este servicio son profesionales contratados directamente por Amazon, que en este caso no delega en terceras partes, y todo ellos deben pasar por un proceso de verificación de antecedentes.

«Cuando el repartidor llega a su destino, el sistema reconoce que tiene un paquete a entregar en esa dirección y que el paquete se encuentra cerca de la casa, con lo que, una vez es solicitado, le permite acceder al hogar sin que el dueño tenga que hacer nada», explicó.

«Para seguridad absoluta, la puerta sólo se abrirá una vez y, cuando el repartidor salga de la casa, este deberá permanecer allí hasta que la puerta se cierre», apuntó Shrivastava.

«Key by Amazon» intenta dar respuesta, entre otras cosas, a un fenómeno creciente en EEUU: el robo de paquetes que se dejan en los porches de las viviendas, que según un estudio de la empresa de mensajería Shorr afecta especialmente a ciudades como San Francisco, Seattle, Portland, Boston, Minneapolis, Washington, Baltimore y Atlanta.

«La confianza, privacidad y seguridad de nuestros clientes es nuestra máxima prioridad. Por ello, todas las comunicaciones digitales de nuestra tecnología, desde las que se originan en la cámara hasta las que se originan en la cerradura, están encriptadas», explicó el director general de «Key by Amazon».

«El repartidor no dispone de ningún código de acceso a la vivienda, sino que, una vez se encuentra en el sitio, tiene que solicitar acceso a través de una aplicación para el móvil, escanear el paquete y, sólo entonces, una vez que el sistema confirma que todo es correcto, se le abre la puerta», añadió.

Para mitigar los recelos que pueda generar dejar entrar a un extraño a casa, Shrivastava destacó que el sistema está configurado de manera que «en el mismo momento en que se concede acceso al repartidor, la cámara se pone a grabar, y el cliente puede seguir las imágenes en directo desde su móvil esté donde esté».

Últimas noticias