“Mask Singer”: el triunfo del entretenimiento

Antena 3 estrena esta noche el formato que ha barrido en todo el mundo

Esta misma noche, a las 22:45 horas, se estrena en Antena 3 el programa revelación de la temporada, «Mask Singer: adivina quién canta», presentado por Arturo Valls, y en el que cuatro investigadores, José Mota, Javier Calvo, Malú y Javier Ambrossi, tendrán que adivinar gracias a las pistas que se les dan qué personaje famoso se esconde detrás de cada máscara. Y, por si hiciera falta algún aliciente más, Valls nos confiesa que pidió presentar el proyecto porque «este lo merecía, es de los programas que te suponen una motivación extra. Yo los espacios de entretenimiento los disfruto mucho, pero en este caso ese componente de novedad que posee ''Mask Singer'', de formato tan inaudito (es que esto es lo nunca visto), me apetecía mucho». También niega que se haya «inmolado», ya que el sanbenito de que «estoy todo el día ahí acaparando» no es cierto, puesto que en «Ahora Caigo», «trabajo dos días a la semana y es llevadero».

El presentador es uno más de los que desconoce quién está detrás de las máscaras que actúan para investigadores y público: «Así es como funciona el formato. Hay como 10 o 12 personas que conocen la identidad de las personas que están debajo de ellas, y ese secretismo conecta tanto con la curiosidad del ser humano... Mi cara de sorpresa cuando se desenmascaran lo dice todo. Eso no miente, es real».

Ganas de ir a trabajar

Así, cuenta Valls, se daban situaciones graciosas, como las de los maquilladores, «que no lo sabían», que participan: «Pero, por favor, quién será caniche, por como anda yo creo que es fulanito». No resulta de extrañar entonces que el presentador asegure sin dudar que el programa «es muy divertido y adictivo. Era un formato que se veía venir, muy atractivo para hacer y ver, hacía mucho tiempo que no tenía tantas ganas de ir a trabajar».

El público también participará de forma bastante activa haciendo sus propias quinielas y colocándose en el papel de los cuatro investigadores, que Arturo Valls matiza que se devanarán los sesos para desvelar las identidades tras las máscaras. Y ahí no cuenta con favoritos, porque «cada uno tiene lo suyo: Malú es muy buena con las voces por su condición de cantante profesional, también tiene ese compromiso gracioso de decir ''Yo creo que este no es cantante'', y ahí se la juega porque puede ser un compañero profesional; Ambrossi será de los que más capten las metáforas y las pistas más ambiguas. Los Javis controlan muchísimo el mundo pop, les encanta, y el de la tele, de actores y actrices, y se saben todos los discos; y Mota es un poco la vieja del visillo, de repente se le ocurren cosas muy creativas para proponer nombres». En unas ocasiones les veremos hacer piña y en otras, competirán entre ellos por el simple pique de «¿ves?, te lo dije, era fulanito». «Eso es lo que va a ser ''Mask Singer'', porque aquí no hay un ganador, ni gana quien mejor canta, ni la máscara que mejor actúa, ni tampoco los investigadores: es un divertimento, el orgullo de haberlo acertado», cuenta Valls, que se imagina a los telespectadores en sus casas, las familias, colegas y parejas jugando a ver quién lo adivina: «Absolutamente gana el entretenimiento».

Y, aunque en la media hora de programa hay muchos momentos mágicos, en los que el espectador, el público y los propios investigadores se encariñan de alguna máscara, «el momento rey, el clímax, el rosco de ''Pasapalabra», el descubrir al asesino, es el desenmascaramiento... Ves media hora de programa y quién es el guapo que cambia de canal... Es un éxtasis», adelanta Valls. Esta noche se desvelarán las dudas y ya la primera máscara que se descubra «marcará la dimensión del programa... ¿cómo está esta persona aquí?», añade.