Pablo Díaz, ganador de “Pasapalabra”, se irá de España

Se hizo con el bote de 1.828.000 euros y como prometió se rapó la cabeza; en su nueva vida viajará para dar continuidad a su carrera musical de violinista

El flamante ganador de "Pasapalabra"
El flamante ganador de "Pasapalabra" FOTO: Antena 3 Atresmedia

El concursante Pablo Díaz no solo ganó el bote de “Pasapalabra” sino que revolucionó las audiencias con aquel minuto tan glorioso como esperado en el programa de Antena 3. Un mes después volvió a la casa, pero esta vez al programa “Espejo Público”.

El músico logró completar el ansiado rosco después de más de 200 entregas en uno de los momentos más emotivos de la televisión para hacerse así, por fin, después de varios amagos, con el premio de 1.828.000 euros.

Pablo Díaz, a su vuelta al plató de “Espejo Público” habló cómo era la vida después de su paso por el mítico programa de Antena 3. “Los primeros euros los invertí en el tinte de mi pelo”, que como apuntó se lo pondría verde y así apareció. “Si te lo puedes creer, en lo primero que me lo he gastado han sido en una Nintendo 64 y en una Nintendo Switch”, contaba.

Sin duda, había sido el primer paso. Lo importante venía después. “Lo quiero emplear para ayudar a mis padres, para que en el terreno económico no tengan problemas”, y dar el salto también de la independencia: “No mucha gente de mi edad puede decir, me puedo comprar una casa”. “A mí me gusta mucho Madrid. Estoy mirando comprar una casa, el alquiler está muy caro y si puedes tener dinero para comprar una casa es una buena inversión”

Carrera de violinista

Independizarse no es lo único que quiere hacer Pablo Díaz. Su idea es dar continuidad a su carrera de músico, que es su pasión. Para ello el joven se va a tener que ir de España. Al menos temporalmente. El 27 de enero va a asistir a uno de sus estrenos en Nueva York.

Después de las alegrías han venido las realidades de las cuentas y Pablo ha tenido que hacer frente a que Hacienda se quede con una buena parte del premio: “Representa el 43 % en la comunidad de Madrid. Unos 800.000 €. Yo me quedo 1 millón de euros. Me doy con un canto en los dientes”, añadía.

Al poco cumplió su promesa de raparse el pelo.