¿Compartes tu cuenta de Netflix?... podrían prohibirlo en 2022 si no vivís juntos

La compañía lleva todo el año aclarando que buscan la forma y algunos usuarios recibieron mensajes de prueba

Netflix permite un número de pantallas finita
Netflix permite un número de pantallas finita FOTO: Dado Ruvic REUTERS

En marzo de este año saltaba la noticia de que la plataforma bajo demanda Netflix podría estar barajando la posibilidad de prohibir que personas no convivientes compartan cuenta. O sea, esa contraseña que le das a tu hermano, tu novia y al abuelo que no viven contigo. Sería también un método de frenar el abuso y la pérdida de dinero y suscriptores, tanto como el límite de aparatos de reproducción al mismo tiempo. Ahora parece que algunos mensajes recibidos en Italia por usuarios podría ser la primera prueba de estar testeando esta posibilidad.

Ya en 2019 en una conferencia sobre resultados financieros, el CPO de Netflix Gregory K. Peters explicó que estaban buscando la forma de acabar con la práctica de pagar cuentas estándar y Premium entre varios y usarlas en distintos hogares. Porque los servicios de contenido en streaming pierden dinero cada vez que una cuenta es compartida contraviniendo sus términos y servicios.

En aquel momento fue el portal “The stremeable” el que filtró que algunos usuarios de Netflix estaban recibiendo mensajes de que si no eran los dueños de la cuenta deberían crearse una nueva. De hecho, en España algunos han recibido la obligación de ingresar una clave para confirmar que se era el usuario dueño de la suscripción.

Este año Netflix ha vuelto a subir las tarifas y la modalidad de pago más alta, la premium ya cuesta 17,99 euros. Pero ahora los usuarios italianos han dado la voz de alarma porque han empezado a recibir mensajes similares en las que se les advierte: “Empiece su propio Netflix gratis hoy. Si usted no vive con el dueño de esta cuenta, necesita su propia cuenta para seguir viendo”. Y emplaza a una suscripción gratis durante un mes. Aunque es cierto que sigue pudiendo enviarse identificándose como dueño y verificando con la ayuda del verdadero dueño de la suscipción.

“The New York Post” también apunta a varios casos de personas que recibieron el mensaje en el mismo televisor.