Ramón García más realista que nunca sobre el regreso del «Grand Prix»: «Es muy complicado»

El presentador visitó «Las Mañanas de Kiss» y contó cómo evoluciona su nuevo proyecto junto a Ibai Llanos

Ramón García en el Grand Prix de 2005, último año en el que presentó el programa
Ramón García en el Grand Prix de 2005, último año en el que presentó el programa

El mítico presentador Ramón García ha estado en «Las Mañanas Kiss», haciendo balance de su carrera y su presente profesional. El presentador de Castilla La Mancha Media vive una segunda juventud de la mano de Ibai Llanos, con quien ya presentó el año pasado «Las Campanadas». Pero juntos trabajan en otro gran proyecto para el próximo año: el regreso del Grand Prix. Para ser sinceros, inicialmente esta esperada resurrección del formato estaba prevista para 2022, pero recientemente la cuenta oficial del Grand Prix anunciaba lo que ya se daba por hecho. El estreno se retrasaba un año a causa de los elevados costes de producción y la necesaria búsqueda de nuevos patrocinadores.

Desde aquel comunicado ni Ibai ni Ramón se habían pronunciado hasta esta visita a Kiss. Al ser preguntado el presentador ha reconocido que todo el mundo lleva preguntándole durante casi dos décadas por la recuperación del formato. «Cada vez que me ven con una taza del Grand Prix ya estallan los rumores sobre el regreso», asegura Ramón. Ya en serio, el presentador reconoció que la nueva etapa del Grand Prix es algo «muy complicado», ya que consiste en combinar la televisión tradicional con las nuevas plataformas como Twitch.

Ramón también tuvo tiempo para explicar como nació el proyecto: «Durante la entrevista que me hizo Ibai me preguntó si había forma alguna de que el Grand Prix volviera y justo ese día yo había ido con el productor del programa». Así empezaron a hablar ambos equipos. Durante la entrevista en Kiss, Ramón también tuvo ocasión de hablar con un exconcursante de la edición de 2005, la última de las entregas, hasta la fecha. Juntos recordaron la anécdota de cuando un concursante derribó a un operador de cámara en la prueba de romper puertas con la cabeza.