Cargando...

Estreno

«Machos Alfa», o cómo matar de risa al patriarcado

Netflix estrena el próximo 30 de diciembre esta serie creada por Laura y Alberto Caballero, responsables de grandes comedias

Cuatro cuarentones perdidos en su día a día sin darse cuenta de que todo ha cambiado Manuel Fiestas MorenoNetflix

Los espectadores llevamos tiempo necesitados de comedia española fresca y renovada. No todos nos vemos representados en el humor de «sketches» y de dúos cómicos y se busca en los guiones un ingenio rápido pero que no caiga necesariamente en los tópicos, las palabrotas y las chanzas manidas. Loable es el trabajo que realizan Laura y Alberto Caballero, creadores de «Aquí no hay quién viva», «La que se avecina», y «El pueblo», que han conseguido durante años mantener sus ficciones en parrilla, aunque siga sin ser el humor que me atrapa. Sin embargo le hemos dado una oportunidad a «Machos Alfa», la nueva comedia creada por ambos para Netflix y que se estrena este viernes 30 de diciembre en la plataforma. A lo largo de 10 capítulos de solo 30 minutos conoceremos la historia de cuatro cuarentones que ven cómo han pasado de ser los «Machos Alfa» de su matrimonio, su vida y su trabajo, pero la sociedad les ha adelantado por la derecha y están perdidos en la era de la igualdad y la muerte del patriarcado.

«En plena crisis de la masculinidad, cuatro amigos cuarentones están perdiendo su trono, privilegios e identidad. Una sociedad con nuevas reglas que los golpea exponiendo su patetismo», reza sin tapujos la descripción de la serie producida por Contubernio Films. Para que esta serie se pueda ver, tenía que contar con un reparto solvente, en la que los «machos» estuvieran interpretados por una variedad de tipologías, pero sin caer en la ridiculización del estereotipo. Y las mujeres que les obligaran a abrir los ojos tenían que poder transmitir cierta dosis de compasión, pero con capacidad para empoderarse en sus propias narices.

La serie está protagonizada por Fernando Gil («La cinta de Álex»), que interpreta a Pedro, machista de manual y ejecutivo de una gran empresa de comunicación; Raúl Tejón («Alma»), es Raúl, dueño de un restaurante y convencido de que una relación es lo que él quiere de ella; Gorka Otxoa («Pagafantas»), interpreta a Santi, el sensible y perdido separado con una hija que no reinicia su vida amorosa y Fele Martínez («Tesis»), como Luis, el casado con la vida sexual de una alcachofa. Estos cuatro pasados de moda y sus hormonales partidos de paddle tendrán que lidiar con la actualidad, pero también con varias mujeres de armas tomar: María Hervas («La Guarida», Kira Miró («Servir y proteger»), Paula Gallego («Cuéntame»), Raquel Guerrero («Reyes de la noche») y Virginia Rodríguez («Esto no es una cita»).

La dinámica es rápida y cambia rápidamente de escenario entre casas, pistas deportivas, restaurantes y camas y eso aporta rapidez e ingenio a los diálogos que no se van por las ramas y atacan directamente a donde les duele a los cuarentones. El primer episodio es de carcajada sonora. Impagable la escena del matrimonio con la tutora del colegio. Pero los dos siguientes que hemos podido ver se desinflan ligeramente, quizá porque aún no alcanzan el suficiente patetismo para que los protagonistas tengan que recurrir a la terapia que les proporcionará Santi Millán en su papel del gurú que intenta derrocar al «machirulo». Confiamos en que el buen hacer y saber de los Caballero lleven al espectador por esa idea primigenia de reírse de todo sin complejos: de los influencers, de los machistas, de la velocidad de una sociedad cambiante, de los que luchan por mantener el patriarcado, de los que luchan por derribar el patriarcado, de los que quieren estar al tanto de todo y de los que no nos enteramos de nada. Queremos una comedia fresca, y los cuarentones somos un objetivo fantástico.

Cargando...