México, cóctel de historia y relax en Navidad

La capital mexicana es una ciudad moderna y pujante que embriaga al viajero con su tradición

Tulúm es una de las visitas obligadas
Tulúm es una de las visitas obligadas FOTO: Fotografía Dreamstime Sandra R. Poveda

Viajar durante las fiestas navideñas puede ser toda una aventura para aquellos que deseen nuevas experiencias, ya que estas fechas son ideales para sumergirse en la cultura de otros países a través de sus tradiciones religiosas. Por ello, si se quiere vivir una aventura única e inolvidable estos días, destinos de viaje como México, que se caracteriza por conservar y preservar sus antiquísimas costumbres, se presentan como una acertada elección.

Lo primero que hay que tener en cuenta al visitar México es que es tan extenso que es imposible abarcar todas sus ciudades y pueblos en una sola visita. Un buen comienzo, por su riqueza patrimonial y su importancia histórica, es la Ciudad de México, la cual destaca, además de por ser una de las más pobladas del mundo, por ser una urbe moderna y pujante. En una época tan especial como en Navidad, quizás uno de los paseos más apetecibles para tomarle el pulso a la capital sea recorrer una de sus avenidas más importantes, El Paseo de la Reforma, ya que desde noviembre sus jardineras están repletas de flores de Nochebuena, cuyo cálido color rojo intenso contrasta con la frialdad de los tonos de los imponentes rascacielos que las flanquean, creando con tal disparidad una atmósfera especial y única. Sin embargo, tal vez sea en los barrios típicos, llamados colonias, donde se encuentra la esencia mexicana.

Los barrios coloniales, y Six Flags México

El emblemático barrio de Coyoacán tiene un aire bohemio con sus librerías, sus cafés, sus calles adoquinadas y sus casonas centenarias, sin olvidar lo simbólico que es por albergar la Casa-Museo de Frida Kahlo. Aquí también se encuentra uno de los mercados navideños más conocidos de la ciudad, que ofrece, entre otras cosas, maravillosas artesanías y deliciosa comida local, así como una amplia variedad de adornos navideños.

En San Ángel abundan las iglesias, las mansiones coloniales y las plazas recoletas. Condesa y Polanco son otras dos colonias repletas de tiendas y restaurantes en las que es muy agradable perderse y dejarse llevar por la alegría del lugar. Pero, para conocer el «corazón» de esta ciudad, aparte de recorrer los lugares ya citados, hay otras visitas imprescindibles, no olvidemos que su centro histórico forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Destacamos como cita ineludible la inmensa Plaza de la Constitución —conocida por muchos como El Zócalo—, en la que domina todo el conjunto el edificio de la Catedral Metropolitana, una obra monumental que llevó tres siglos construir; cabe subrayar que esta plaza es especialmente visitada en estas fechas por su verbena navideña. No muy lejos, se encuentra la Plaza de las Tres Culturas, en la que se alzan el templo prehispánico de Tlatelolco y la iglesia colonial de Santiago. Otros puntos importantes son la Basílica de Guadalupe, con su incesante trasiego de peregrinos y de la que se dice que es el segundo templo católico más visitado del mundo después del Vaticano, y la Plaza Garibaldi, a la que acuden los mariachis a la caída de la tarde.

Detalle de una de las coloridas calles del corazón de México D.F. con su catedral como atractivo principal
Detalle de una de las coloridas calles del corazón de México D.F. con su catedral como atractivo principal FOTO: Fotografía Dreamstime

Las fiestas navideñas nos brindan la oportunidad de viajar y compartir con nuestros seres queridos momentos especiales que serán inolvidables, y si se ha elegido México como destino para estas fechas, ¿qué mejor lugar para vivirlos que en Six Flags México, uno de los mayores parques de atracciones de Latinoamérica? Este parque es famoso, entre otras cosas, por su ya clásica temporada de Christmas in the Park. Durante todo diciembre y hasta el 23 de enero del 2022, todos los rincones de este gigantesco complejo de ocio sumergen en un mundo de fantasía navideña a través de miles de luces que engalanan todas las instalaciones, figuras de osos polares, renos, Santa Clauses, muñecos de nieve, un árbol gigante de Navidad o espectáculos musicales. Recorrerlo en estos días tan especiales supone sentir la magia de la Navidad.

«Pueblos Mágicos», una visita obligada

Por otro lado, la ciudad de México se encuentra a menos de tres horas de muchos pueblos a los que se les ha otorgado el título de «Pueblos Mágicos», denominación que concede el Gobierno de México a las localidades que tienen atractivos turísticos importantes. Algunos de ellos cuentan con actividades navideñas espectaculares, como Chignahuapan, considerado el pueblo mágico de la eterna Navidad, ya que se trata de uno de los principales productores de esferas de árbol de Navidad en el país. Este municipio es también famoso por contar con aguas termales, cascadas, la virgen más grande de América Latina, un museo dedicado al ajolote y un pintoresco centro histórico con un kiosco estilo mudéjar de 150 años de historia.

Y si existe la oportunidad de combinar la historia de la gran capital y sus pueblos de alrededor con el relax y el lujo propios de la costa, el viaje será redondo. Más aún si se opta por viajar hasta la península del Yucatán, con iconos como Tulúm o Chichén Itzá con sus restos de civilización maya. Lo cierto es que la gran oferta turística de México, arropada por su agradable clima templado, hacen de este país un destino de viaje maravilloso, consiguiendo envolver al viajero con una atmósfera única, especialmente en unas fechas tan especiales como las de Navidad.