Cargando...

PortAventura World arranca a ritmo de récord

El complejo de ocio y turismo ubicado en la provincia de Tarragona es el más exitoso de nuestro país

Vista panorámica de una zona del parque, con la silueta del mítico Dragon Khan de fondo FOTO: Portaventura Portaventura

Más de 6.000 jóvenes estudiantes acudieron al pistoletazo de salida de la nueva temporada de PortAventura World. El día escogido, como suele ser habitual, fue la víspera de las vacaciones escolares de Semana Santa. Era el viernes 8 de abril y los adolescentes corretearon por el parque junto a otros miles de personas ansiosas por volver tras los largos meses de hibernación. El resort de Salou, en la provincia de Tarragona, se despide después de Reyes, siempre acorde con el calendario escolar. Y vuelve cuando irrumpe la primavera.

El llenazo de la apertura confirmaba las perspectivas optimistas de la dirección del Parque que prevé este 2022 incluso superar los 5,2 millones alcanzados durante 2019, su mejor registro hasta la fecha. Un balance que no tiene rival en España. PortAventura iguala en solitario los visitantes y el negocio del resto de los parques peninsulares. Las previsiones se han confirmado tras la Semana Santa y todo apunta a que –pese a la Guerra de Ucrania– el deseo de acudir a PortAventura no sólo no mengua, sino que se mantiene al alza después de 27 años.

¿Cuál es su secreto? ¿Por qué PortAventura triunfa año tras año mientras otros parques fracasan o no logran despegar? Para David García, director general de Negocio de PortAventura, son relevantes diversos factores. El emplazamiento, el buen tiempo, las características y dimensiones del parque y un espíritu de innovación y mejora que no cesa.

Los primeros visitantes que pudieron intuir el renovado afán por mejorar de PortAventura fueron esos ajetreados adolescentes cuando se adentraron en el Far West, una de las seis grandes áreas temáticas del parque. Hoy por hoy ya son visibles las obras de una nueva atracción que va a dar qué hablar. Como ya lo hizo en su día Shambhala, trepidante montaña rusa que batió en su día el récord de altura y velocidad de Europa.

Shambhala, que toma su nombre del paraíso perdido del Himalaya, sigue siendo tras diez años, la atracción más celebrada de PortAventura. De hecho, el próximo 12 de mayo va a cumplir diez años de su puesta en marcha que requirió una inversión de 25 millones de euros, la mayor hasta la fecha en PortAventura que lleva ya invertidos cerca de 1.000 millones de euros desde su apertura, el 1 de mayo de 1995.

Sorpresas en Far West

La dirección del parque guarda celosamente cómo será la nueva atracción que también requerirá una inversión millonaria. De momento sólo ha trascendido que utilizará tecnología puntera. Y que va a ser un mix de atracción adrenalínica y vanguardista. El nuevo juguete de Port Aventura va a ser verdaderamente novedoso, «lo va a petar» dirían nuestros hijos. Y no sólo va a ser una innovación en España, sino también en Europa. Aunque no tanto en otros continentes. Eso sí, mejorando lo presente. La tecnología fluye a velocidad de vértigo como la que inspira al resto de atracciones más celebradas del parque.

PortAventura ya recurrió a tecnología interactiva en Barrio Sésamo, la zona ideada para los más pequeños, con «Street Mission» que hoy es la atracción más popular de esa área. Apta para todo tipo de públicos que compiten entre sí para lograr el mayor botín de galletas, pues está basada en el Monstruo de las Galletas de los legendarios Epi y Blas.

Con todo, la nueva atracción de Far West promete ser un nuevo reclamo para dejar definitivamente atrás el cierre por covid de marzo de 2020 que sorprendió al resort de Salou justo antes de la puesta de largo. El aplazamiento se convirtió prácticamente en definitivo por las sucesivas olas que dieron al traste con el intento de reabrir el parque en verano.

PortAventura había logrado en 2019 la mejor cifra de visitantes de su historia: 5,2 millones. El año 2021 fue un buen ejercicio pese a las restricciones y el descenso vertiginoso del público llegado de más allá de los Pirineos. Pese a todo, la temporada cosechó 3,4 millones de visitantes. En Halloween, un momento álgido de la temporada, el parqué batió el récord de 2019, con un 100 por cien de ocupación. A tal punto que se llegó a restringir la entrada a los visitantes para no saturar las atracciones.

PortAventura es, con mucho, el parque de atracciones con mayor éxito de la Península y acaricia el «top five» europeo, tanto por afluencia de público como por la oferta lúdica.

Junto a PortAventura se encuentra Ferrari Land con su atracción estrella, Red Force. Esta montaña rusa, que simula la velocidad y sensaciones de conducir un coche de Fórmula 1, desbancó a Shambhala en velocidad punta y caída libre, aunque con un recorrido mucho menor.

Gravedad cero

Un viaje en Shambala implica más de tres minutos de acelerones. Y un lugar donde si uno se logra relajar puede sentir y experimentar la llamada gravedad cero, algo que sólo viven los candidatos a astronautas. Por el contrario, Red Force finaliza en poco más de 30 segundos. Acelera para alcanzar la cima, a 115 metros de altura, donde casi parece desvanecerse. Para luego experimentar una caída libre. Es un visto no visto. Impactante. Pasa de la nada a 180 kilómetros hora en sólo cinco segundos. Curiosamente, el único incidente se produjo en la inauguración oficial, cuando uno de los pasajeros del coche delantero casi se come un pájaro al que sorprendió en pleno vuelo. Tras el susto y por precaución, se obliga a llevar unas gafas protectoras a los dos pasajeros que se sientan en la primera fila.

La gastronomía, los más variados espectáculos, el castillo de fuegos, su cercanía al mar y a la ciudad de Tarragona y sus tesoros arquitectónicos de la añeja Tarraconensis dan para mucho. Por eso atrae a tanto público foráneo. Y sus precios. Por eso atrae, de nuevo, a tanto público foráneo. Aunque una visita en familia no suele salir a menos de 100 euros por cabeza, se trata de precios mucho más asequibles que los que ofrece, por ejemplo, Disneyland París, el parque más visitado de Europa.

Y a la hora de visitar el parque, merece la pena ir a PortAventura sin aglomeraciones ni colas que los días de más afluencia pueden llegar a exasperar. Aunque no son algo privativo de PortAventura. Es la norma de todos los parques que se precien. Sin duda, ese peaje es lo peor de PortAventura. A nadie le gustan las colas. Menos si son de órdago. Para aligerarlas, existen complementos que pueden ser más onerosos que la misma entrada.

Evitar colas y aglomeraciones

El truco es estar informado y escoger el día ideal. O por lo menos, uno que sea llevadero y permita gozar del conjunto de las atracciones, espectáculos y gastronomía. Las apariencias engañan. Por ejemplo, el día más concurrido no cae en verano si no el 12 de octubre. Otro dato relevante, en verano lo mejor es ir en domingo y no entre semana.

PortAventura también tiene sus fans y seguidores que se conocen al dedillo cómo funciona el parque y los trucos para ahorrar en colas e ir en las mejores fechas. Existe incluso una página web www.parquetematico.net que informa de casi de todo en ese sentido.