• 1

El espectáculo de la migración como reclamo turístico

  • Una garceta grande en el lago  Cocibolca, también conocido como el lago Nicaragua, en Granada, Nicaragua
    Una garceta grande en el lago Cocibolca, también conocido como el lago Nicaragua, en Granada, Nicaragua

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2014. 12:28h

Comentada
9/11/2014

Se aproxima diciembre y en el hemisferio norte las aves migratorias no pierden tiempo y vuelan incontables kilómetros para huir del invierno hacia el sur del continente americano, que al estrecharse en Centroamérica permite observar fácilmente las grandes bandadas en países como Nicaragua. Para aprovechar el espectáculo natural, en Nicaragua decidieron realizar el primer Festival Internacional de Aves durante tres días de noviembre, entre los días 7 y 9, para poder observar a las aves migratorias.

Por esta época, bandadas de más de un centenar de especies de aves rapaces pueden ser observadas en el departamento (provincia) de Granada, sureste de Nicaragua, tanto en el parque de la ciudad, como en las montañas del volcán Mombacho, las orillas del Gran Lago o en las islas que sobresalen del cuerpo de agua.

En archipiélagos como Solentiname y Zapatera, o las más de 400 isletas de Granada, pueden observarse ínsulas enteras colmadas de aves en esta época.

"En realidad, las aves se pueden observar en toda Nicaragua. Empiezan a llegar desde el norte a partir de octubre", dijo a Efe el titular de la ambientalista Fundación para la Promoción de Desarrollo Local (Prodel), Raúl Lacayo.

Lacayo, presidente del comité organizador del primer Festival Internacional de Aves, explicó que Nicaragua es un país propicio para observar todo tipo de aves migratorias durante esta época del año.

Los 28 tipos de ecosistemas existentes en Nicaragua, según Lacayo, son los lugares preferidos para volar por las cientos de aves migratorias.

En el festival, organizado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), la Unión Europea (UE) y la Fundación Cocibolca, con el apoyo de la Agencia de Cooperación para el Desarrollo del Gran Ducado de Luxemburgo (Lux Dev), se espera que más de 100 especies de aves migratorias puedan ser observadas, y que otras 270 especies locales estén a la vista de la gente.

Los cupos gratuitos para el avistamiento de aves, 200 en total, fueron acaparados semanas atrás, por lo que las operadoras turísticas ofrecieron paquetes con precios accesibles para los aficionados a la observación de aves.

Autobuses y microbuses están saliendo desde el primer día de forma constante desde la ciudad de Granada hasta los puntos de avistamiento.

Sin embargo, "muchas de esas especies se podrán ver incluso en el parque de Granada", afirmó el experto en aves y director de Investigaciones de la Fundación Cocibolca, José Manuel Zolotof.

Los organizadores también montaron una exposición de imágenes de aves y ofrecerán charlas en un hotel de la ciudad de Granada para que los visitantes conozcan las especies que dominan los cielos de Nicaragua y el tipo de ave de paso que la sobrevuela en este época del año.

El festival de aviturismo o turismo de observación de aves cuenta con la participación de especialistas en avifauna procedentes de Costa Rica y Estados Unidos.

El objetivo del evento es promover a Nicaragua como destino ideal para los avituristas, la conservación de la avifauna y apoyar el turismo rural y comunitario, de acuerdo con los organizadores.

Según datos de la no gubernamental Alianza para las Áreas Silvestres (ALAS), en Nicaragua se registran al menos 655 especies de aves, sin embargo, se cree que podrían alcanzarse hasta 700.

De las registradas, unas 489 son residentes y otras 166 son migratorias, que aparecen en el país entre el período de octubre y abril de cada año, procedentes de Estados Unidos y Canadá, según ALAS.

Últimas noticias