El 50% de las solicitudes del Ingreso Mínimo Vital serán rechazadas

Los ha confirmado el ministro Escrivá. La Seguridad Social ha confirmado que se han registrado 510.000 solicitudes

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá
El ministro de Seguridad Social, José Luis EscriváLuis DíazLa Razón

La Seguridad Social aún no ha hecho público el número de beneficiarios oficiales del ingreso mínimo vital (IMV), pero sí se conoce el registro de solicitudes, que alcanzó las 510.000 durante las primeras tres semanas desde su aprobación, de las que, según el propio ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, “al menos el 50%” serán rechazadas por “no cumplir los requisitos establecidos”. Tras el reconocimiento de oficio de unas 100.000 prestaciones y la apertura de la vía telemática, están en pleno proceso de cruce de información con las comunidades autónomas para tratar de reconocer de oficio este IMV a los beneficiarios de las rentas mínimas autonómicas. También se está ultimando un convenio con la Federación de Municipios y Provincias para elaborar lo que se conoce como itinerarios de inclusión. Según Escrivá, “lo importante no es solo recibir la prestación sino salir de la situación de pobreza y ayudarles a transitar a una situación mejor en la sociedad”.

Según fuentes de la Seguridad Social, los servicios habilitados para recibir tramitar esta prestación reconocen que se han visto desbordados por el elevado número de solicitantes, que llegaron a bloquear la web ministerial en los primeros días de la apertura de plazos. Este extremo fue reconocido ayer por el propio ministro en una entrevista en Antena 3, tras confesar que “no nos esperábamos un número tan alto” de solicitudes en lo que lleva de vigencia la nueva prestación, desde el 15 de junio. El ministro también señaló que, en base a experiencias previas, “lo normal es que, en estas situaciones, al menos la mitad no cumpla los requisitos” para percibirlo. También explicó que la vía telemática ha sido la predominante para las solicitudes del Ingreso Mínimo y “ha funcionado muy bien”, aunque no descartó que haya podido “haber algún problema” en su gestión en algún momento.

En cuanto a la situación laboral, el ministro afirmó que los resultados están siendo “algo mejores incluso de lo que esperábamos”. En este sentido, indicó que ya se ha recuperado casi el 40% del empleo que se perdió y se ha reactivado el 60% de los trabajadores en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) “en un periodo de dos meses”. De cara a la senda que siga la recuperación, Escrivá señaló que el escenario más probable es que sea “lenta” aunque “todo puede pasar”, en referencia a que la situación pueda ser peor en otoño. Sobre los rebrotes, dijo que “estaban previstos” y están “controlados”, con lo que afirmó que no cree que sea un motivo de alarma particular. Además, explicó que se está negociando con los agentes sociales que el modelo de ERTE aplicado durante la crisis, con un esquema de exenciones en el pago de cotizaciones sociales, “se convierta en algo estructural” y “sea la forma de gestionar situaciones en el futuro que pueden producirse en algunos sectores a partir de septiembre”.