La CEA calcula que si continúa la crisis sanitaria dos meses el PIB andaluz bajará una décima

González de Lara mantiene que “los protagonistas verdaderos que pueden transformar Andalucía son sus empresarios”

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) calcula en una décima de menor crecimiento del PIB al mes el impacto del coronavirus en la economía andaluza si dura dos meses esta crisis sanitaria y, si se prolonga más tiempo, considera imprevisible las consecuencias económicas y en el empleo. Estas declaraciones las ha realizado hoy el presidente de la CEA, Javier González de Lara, antes de inaugurar el foro empresarial “Generando valor”, al que no ha podido asistir, como estaba previsto, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, por las instrucciones de las autoridades sanitarias de que las máximas autoridades no asistan a actos públicos.

El presidente de la patronal ha explicado que la CEA ha mantenido la asamblea general de la organización y posteriormente el foro empresarial porque Andalucía no está en una situación de alerta sanitaria por el coronavirus y, además, se han seguido las recomendaciones sanitarias. Ha expuesto la preocupación de las empresas por la situación generada por el COVID-19 y sobre todo por la proximidad de la Semana Santa, y que está provocando ya cancelaciones de reservas turísticas.

Javier González de Lara, ha destacado este jueves la importancia del empresariado para el futuro de la comunidad autónoma y ha enfatizado: “Los protagonistas verdaderos que pueden transformar Andalucía son sus empresarios”.

En este sentido, ha pedido calma y esperar antes de tomar decisiones precipitadas porque “todavía es pronto puesto que esto va muy rápido y no se sabe qué ocurrirá”.No obstante, el presidente de la CEA y vicepresidente de la patronal española CEOE ha admitido los perjuicios económicos para las empresas de esta crisis sanitaria y ha señalado que las consecuencias económicas serán menos desfavorables si no se adoptan decisiones “insólitas” como la de Italia de cerrar negocios.Ha sostenido que, si España toma la decisión de cerrar negocios, salvo farmacias y supermercados, el PIB se verá muy deteriorado y se disparará el desempleo.

Según los cálculos de la CEA, si continúa esta crisis sanitaria dos meses cada mes el PIB baja en una décima sobre una previsión de crecimiento en el 2020 del 1,6 % y ha señalado que, aunque no se entraría en recesión, si dura más tiempo la repercusión es imprevisible.El dirigente de la CEA ha insistido en lanzar un mensaje de tranquilidad y confianza en las autoridades sanitarias y ha pedido a los ciudadanos que asuman su responsabilidad individual y no saturen los hospitales salvo por casos de necesidad.

También ha abogado por hacer pedagogía social porque “el miedo no conduce a nada” y ha añadido que no ayuda ir a abastecerse a los supermercados sin razón y sin lógica.Asimismo, ha asegurado que las empresas andaluzas están preparadas para asumir este reto y están aprobando protocolos de actuación para velar por la salud de los trabajadores y minimizar la incidencia en la producción, aunque ha lamentado que “tendrán pérdidas y dificultades si se extiende en el tiempo”.Por este motivo, ha pedido al gobierno central medidas para ayudar a pymes y autónomos y ha aplaudido que se haya considerado accidente de trabajo la cuarentena.