El sector del ocio nocturno se siente “discriminado” por las medidas que restringen su actividad

Los empresarios advierten de que "no ha habido ni un solo brote" que motive las restricciones impuestas por el Gobierno andaluz

Los empresarios de ocio nocturno de Andalucía aseguran sentirse “discriminados” y no entienden las medidas adoptadas por el Gobierno andaluz sobre este sector para evitar contagios por coronavirus, ya que, según han incidido, “no ha habido ni un solo brote que motive estas restricciones” en locales de este tipo. Por eso, sienten que están siendo “un chivo expiatorio”.

Así ha manifestado Juan Rambla, vicepresidente de ‘Andalucía de noche’, federación andaluza que aglutina a locales de fiestas, discotecas y de ocio nocturno, quien ha indicado que “con la prudencia de que las medidas aún no se han publicado en el BOJA, estamos sorprendidos e indignados con la situación”.

Rambla ha asegurado que estos locales han venido “cumpliendo con todas las normativas anteriores y a pesar de eso nos están limitando de nuevo, ahora en el horario y en la actividad, que es lo que más nos preocupa”. “El hecho de que en una discoteca no solo no se pueda bailar sino ni siquiera se pueda estar de pie y los clientes tengan que estar sentados, desvirtúa el concepto”, ha explicado.

Ha asegurado que es “el único sector de hostelería que tiene que mantener dos metros de separación entre mesas pero además nos prohíben el baile”; mientras que, ha apuntado, “los restaurantes también son espacios cerrados, como los trenes o los aviones, donde no hay distancia de seguridad”, preguntándose si “el virus es más peligroso de cinco a siete de la mañana como para recortarnos el horario”.

“Creo que estamos siendo un chivo expiatorio en estos momentos porque se vende bien cerrar el ocio nocturno”, ha señalado el empresario, quien ha asegurado que “con todas las medidas sanitarias y que garanticen un mayor control colaboramos como siempre” y si hay algún local que no cumple “que lo sancionen”; pero ha instado a que “no castiguen a todo el sector porque somos muchos los que estamos haciendo las cosas bien”.

Así, ha apuntado que han propuesto muchas medidas que ya están llevando a cabo en sus locales, "como tener controladores de sala obligatorios o el registro de la gente que entra, dando un paso más porque estamos poniendo en qué mesa se sienta cada uno para poder saber quién estaba más cercano", reiterando que "en Andalucía ni siquiera se ha producido ningún brote en discotecas".

"Queremos transmitir una imagen de normalidad para que el turismo vuelva a España y con medidas como estas desde luego es como no se hace", ha manifestado.

Rambla ha lamentado que estas "restricciones" prácticamente "nos van a obligar a cerrar nuestro sector y muchos de los negocios ya no volverán a abrir porque será inviable económicamente". Además, ha señalado que "van a crear un problema donde no lo hay, porque si cesamos nuestra actividad a las tres de la mañana la gente irá a otros lugares y no habrá ningún tipo de control".

Ha expresado que dentro de su "espíritu de colaboración" verán si los negocios "son sostenibles y si el público quiere venir en las condiciones nuevas", para lo que se han propuesto "trabajar este fin de semana como ellos para ver hasta qué punto es defendible", aunque ha augurado que "si con las condiciones que teníamos estábamos prácticamente en pérdidas, con la limitación horaria y que no se puede bailar, entendemos que vamos a tener que cerrar".

Todos los miembros de la federación andaluza mantendrán el lunes una asamblea “donde tomaremos las decisiones en función de lo que pase este fin de semana y en el caso de que sea como pensamos tendremos que solicitar que por favor nos cierren y al menos tengamos opciones de solicitar ayudas o negociar con los propietarios reducciones en los alquileres”.