Baile de competencias en el Gobierno andaluz para “ajustar” su estructura “a coste cero”

La Consejería de Igualdad es la que más pierde y Presidencia asume las políticas migratorias

AV.- Junta acomete una primera reestructuración de competencias entre consejerías para lograr mayor "eficiencia"
Los consejeros Elías Bendodo, Juan Marín y Javier Imbroda, hoy en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno JUNTA DE ANDALUCÍA

La remodelación del Gobierno regional será «a coste cero» en teoría para los andaluces, pero no para todos los afectados. Y no implicará ampliación ni disminución del número de consejerías, que seguirán siendo once, cinco de Ciudadanos (Cs) y seis del PP; ni cambio de rostros, al menos de momento.

El Ejecutivo autonómico aprobó ayer «ajustes» en su esqueleto, armado hasta ahora gracias a un decreto de estructura con el que se presumió de recorte de altos cargos que no ha durado ni dos años. El encargado de explicarlos fue el vicepresidente y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, quien avisó, con todo, de que no serán los únicos cambios que se produzcan. Buscan ganar en eficacia.

La reforma estructural provocará que las competencias en Juventud se muevan de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales que dirige Rocío Ruiz a la de Empleo, que comanda Rocío Blanco, ambas de Cs. Se pretende con ello poner el foco «en un colectivo vulnerable» como son los jóvenes y fortalecer las políticas de formación para facilitar su acceso al mercado laboral, según defendió el «número dos» de la Junta.

A la Consejería de Hacienda, Industria y Energía que coordina el popular Juan Bravo pasará en su totalidad la tramitación de los fondos europeos que antes compartía con Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad que capitanea Rogelio Velasco, de Ciudadanos, con el fin de evitar «duplicidades» y ganar en agilidad y aprovechamiento del dinero. De acuerdo a los movimientos a los que se dio luz verde en Consejo de Gobierno, ese segundo departamento recibirá del primero lo relativo a Industria y Minas.

La Vicepresidencia cederá las políticas migratorias, uno de los caballos de batalla de Vox, a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior que encabeza Elías Bendodo; si bien recibirá de Igualdad, el área que más se ha vaciado de contenido sin que se le añada nada a cambio, los aspectos judiciales ligados a la Violencia de Género. El departamento de Ruiz perdió ya el mando en los centros de mayores en favor de Salud por la pandemia y eso se mantendrá.

El anunciado Comisionado andaluz para el cambio climático, ahora con el añadido para la energía, quedará bajo la dependencia funcional directa del presidente Juanma Moreno.

Fuentes de Ciudadanos hicieron una lectura en clave partidaria de lo sucedido: la tensa relación que mantiene Rocío Ruiz con Marín «le ha pasado factura». Del lado del PP hay quien señaló que Bendodo «sale reforzado», sobre todo, porque se ha impuesto su idea de que la reorganización haya sido leve y de carácter técnico.