El paro sube en 143.800 personas en Andalucía en el tercer trimestre y se crean 76.200 empleos

El incremento del desempleo es de un 18,24% respecto al trimestre anterior, según la EPA, y en un año, del 7,69%

El sector servicios es uno de los más dañados por el coronavirus
El sector servicios es uno de los más dañados por el coronavirusManuel Olmedo

El paro ha subido en Andalucía en 143.800 personas en el tercer trimestre de 2020, lo que supone un 18,24% más que en el trimestre anterior, incremento que sitúa la cifra de desempleados en 932.300 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre julio y septiembre de este año se han creado en Andalucía 76.200 empleos respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 2.985.300 personas. La cifra supone una subida del 2,62% en la comunidad andaluza, dato inferior a la media nacional, cuyo incremento relativo del empleo ha sido de un 3,06%.

En términos interanuales, el paro ha subido en Andalucía en 66.600 personas respecto al tercer trimestre de 2019, lo que supone un descenso del 7,69%, mientras que el número de ocupados ha bajado en 115.600 personas de julio a septiembre de este año respecto al mismo periodo de 2019, un descenso relativo del 3,73%.

A nivel nacional, el paro subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 10,5% más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo (+3%), su mayor alza trimestral de toda la serie histórica.

El aumento del paro durante el periodo julio-septiembre es el más elevado desde el primer trimestre de 2012, mientras que la creación de empleo con la llegada de la ‘nueva normalidad’ marcó cifra récord y permitió recuperar más de la mitad del empleo perdido en el trimestre anterior.

El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA.

Al finalizar septiembre, el número total de parados se situó en 3.722.900, y el número de ocupados, en 19.176.900 personas, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018.

La tasa de paro, por su parte, escaló en verano algo más de nueve décimas, hasta el 16,2%, lo que supone 2,3 puntos más que un año antes.

Entre julio y septiembre bajaron las ausencias del empleo por ERTE y paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal, con lo que el número de horas trabajadas creció respecto del trimestre anterior.

En concreto, las horas efectivas de trabajo realizadas en el tercer trimestre aumentaron un 15,1% respecto trimestre anterior pese a ser un periodo típicamente vacacional.

Estadística destaca además que el 10,30% de los ocupados (1.975.100) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 16,2% observado en el segundo trimestre.

“El final del confinamiento en junio va normalizando el comportamiento de la población activa, recuperándose el número de activos y disminuyendo, por tanto, el de las personas que están fuera del mercado de trabajo”, subraya el INE. De hecho, el número de activos creció en el tercer trimestre en 924.600 personas, un 4,2% más respecto al trimestre anterior.

La Junta, por su parte, ha reconocido que el incremento de paro de Andalucía en el tercer trimestre, de 143.800 desempleados más, reflejados por la EPA, “es un dato muy elevado, sólo superado en el cuarto trimestre de 2008 en plena crisis económica y financiera” y ha apuntado que se trata de “un dato confuso” por cuanto ahora la EPA “lo refleja con un trimestre de retraso”.

El secretario general de Empleo y Trabajo Autónomo de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, José Agustín González, en un audio remitido a los medios de comunicación, ha apuntado que “los próximos meses continuarán siendo muy difíciles ante las nuevas restricciones que trae aparejado este estado de alarma a consecuencia de la evolución de la pandemia”.

“Esta fuerte subida del paro ya se había registrado en el trimestre anterior, pero ahora esta EPA lo refleja con un trimestre de retraso”, ha proseguido argumentando el secretario general de Empleo y Trabajo Autónomo.

Gonzáles sostiene que “ahora la metodología de la EPA” del tercer trimestre sí considera trabajadores activos a empleados que anteriormente no lo eran por cuanto “su sector estaba paralizado y no contaban como parados”. Por esta razón, González ha hablado de “dato confuso que refleja un efecto estadístico”.

"En el plano menos negativo” recalca que la pérdida interanual de empleo, respecto al tercer trimestre de 2019, “ahora se ha reducido prácticamente a la mitad” tras situarse en 115.600 parados más, cuando la EPA del segundo trimestre contabilizó a 226.800 desempleados.