La Iglesia ha inmatriculado 4.222 bienes en Andalucía

Posee 1.942 propiedades en la zona occidental y 2.280 en la oriental y defiende que pocos son rentables y la mayoría es inajenable

La Giralda de Sevilla desde el Patio de los Naranjos
La Giralda de Sevilla desde el Patio de los NaranjosLa RazónLa Razón

«No tengo miedo a la contestación por las inmatriculaciones», señaló el arzobispo de Sevilla en una entrevista en LA RAZÓN. La postura de la Iglesia, y así lo señaló Asenjo, es que «estas inmatriculaciones se hicieron legalmente porque había una ley que nos amparaba, dictada por el Gobierno de Aznar, modificando la ley hipotecaria». «La Iglesia aprovechó e inmatriculó un sinnúmero grandísimo de edificios religiosos, casas parroquiales, seminarios, palacios episcopales, cementerios y lugares de caridad y de asistencia social», indicó. Todos los bienes son propiedad de la Iglesia, mantiene. De ahí que la institución no tenga «miedo a la contestación». «Hemos actuado legalmente, hemos observado las leyes de la justicia y la equidad. Si en algún momento nos hemos equivocado, hemos dado marcha atrás. No hemos tenido inconveniente en reconocer que un determinado bien no era nuestro. No tenemos un afán de poseer». El Gobierno ha concluido que la Iglesia no inmatriculó bienes sin mediar un título. Después de un año de ruido de sables por parte del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, en un informe de 3.000 páginas el Gobierno de Pedro Sánchez admite que la Iglesia inscribió sus bienes «al amparo de la ley». Absolución de Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro SánchezJUNTA DE EXTREMADURA JUNTA DE EXTREMADURA

En Andalucía occidental hay 971 inmatriculaciones por nota simple y 921 por certificación eclesiásticas, más medio centenar mediante un título distinto. En Andalucía oriental, hay 1.140 casos por nota simple y 838 por nota simple, más 302 por otro título distinto. En total, 4.222 bienes de unas 35.000 propiedades inmatriculadas en España repartidas entre más de 18.500 templos y dependencias, como las de la Catedral de Sevilla y sus monumentos arquitectónicos; y otras 15.000 fincas, según datos del Colegio de Registradores.

Eucaristía junto al Altar Mayor de la Catedral
Eucaristía junto al Altar Mayor de la CatedralEDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS EDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS
Catedral de Sevilla
Catedral de SevillaArchivoArchivo

Andalucía Laica denunció que hay bienes inmatriculados que no están en el listado. Por ejemplo, la Catedral de Granada, que se registró en 2015 o la iglesia de Santa Ana, y templos de Almuñécar, Armilla, Atarfe y Alhama. Sí aparecen las catedrales de las siete capitales más Jerez y Baeza. La provincia andaluza con más bienes inscritos es Córdoba, con 399. La que menos, Cádiz con 51. La mayor parte de las inmatriculaciones son de templos. También se registran olivares, fincas rústicas, solares, locales y viviendas. En Málaga capital, por ejemplo, hay más de una decena de aparcamientos, además de Basílica Menor y el Real Santuario o el Palacio del Obispo. La Diócesis malagueña recuerda que el registro no confiere la propiedad de los bienes. En Cádiz, el Obispado inmatriculó siete templos de la capital entre 1998 y 2015 y hay nueve bienes no destinados al culto en la diócesis. Entre ellos, el cementerio parroquial de Facinas, en Tarifa; una parcela en la barriada Padre Flores de Algeciras; un solar para equipamiento escolar en Conil; cuatro inmuebles en La Línea; una vivienda en San Fernando; y una casa de Conil con uso como archivo y salón parroquial. El resto son iglesias, santuarios o ermitas.

La Mezquita de Córdoba
La Mezquita de CórdobaJ G FeriaLa Razón

La Mezquita-Catedral de Córdoba, en cualquier caso, es una de las puntas de iceberg del listado, inmatriculada por los 30 euros que costó el procedimiento. En la provincia cordobesa hay inmatriculados templos, parroquias, ermitas y también campos de olivos, fincas rústicas, viviendas, colegios y plazas, como la del Triunfo de San Rafael. El Cabildo Catedral consideró una buena noticia que se reconozca que se actuó conforme a la ley. El Cabildo confía en que «por el bien de la Mezquita-Catedral de Córdoba se ponga fin a todos los ataques y polémicas que se han venido produciendo». El Cabildo viene reiterando que el templo es propiedad de la Iglesia desde 1236.

Según Antonio Manuel Rodríguez Ramos, profesor de la UCO y activista por la defensa del patrimonio andaluz, las inmatriculaciones de la Mezquita o la Giralda constituyen «el mayor escándalo patrimonial de Andalucía». Critica la «apropiación jurídica y económica», que parece resuelta con el documento del Gobierno, y «la simbólica derivada de la manipulación histórica en el relato de los monumentos más trascendentales de Andalucía». En Sevilla, el PP llevará al Pleno la defensa de los bienes de la Iglesia. La Iglesia de Sevilla inmatriculó 295 bienes entre 1998 y 2015, entre ellos también la iglesia del Salvador y sus dependencia anexas, la capilla de Santa María de Jesús y sus dependencias anexas (cedidas actualmente al Consejo de Cofradías), o la parroquia de San Lorenzo. En Granada, hay 244 bienes inmuebles inmatriculados. Entre estos se encuentran la Iglesia de Santa María de la Alhambra o la Catedral de Guadix. La Iglesia ‘tiene a su nombre’ casi 350 propiedades en la provincia de Almería. Entre ellos, gran parte de templos, viviendas y fincas, en Huércal-Overa, Cuevas, Roquetas, Albox y Almería. Dentro de la lista de propiedades de Jaén capital se incluyen el cementerio de San Eufrasio, las ermitas del Calvario y la de la Asomá o la torre del Concejo. Adelante insiste en recuperar propiedades.

En la provincia jiennense hay 271 bienes afectados. La Diócesis de Huelva subraya que «a Iglesia ha inmatriculado los bienes que durante siglos el pueblo “católico” ha construido y confiado a la Iglesia para que ésta pudiera realizar su labor». En la provincia onubense hay 226 bienes afectados, como como las iglesias de San Pedro o La Concepción; en Ayamonte, las iglesias del Salvador, Las Angustias o San Francisco; la Parroquia de La Asunción en Almonte; santuarios y ermitas como la Virgen de la Peña o San Benito. «Se confunde ‘pueblo’ con ‘ayuntamiento’ y se silencia sistemáticamente la importancia histórica y actual de la parroquia y la diócesis», argumenta la Diócesis onubense, que responde con una pregunta: «¿Quién mantiene los templos católicos?». La Iglesia con aportaciones de los fieles pero también con ayudas. Andalucía recibió, hasta 2015, más de 7,5 millones dentro del Plan de Catedrales. El templo más favorecido fue la Mezquita de Córdoba, con 3,4 millones para restaurar portadas, coro y capillas. En su inmensa mayoría, dichos bienes generan importantes costes de mantenimiento y conservación para la Iglesia, que la Iglesia realiza por entender que forma parte de su misión. La inmensa mayoría de esos bienes tienen naturaleza no enajenable, con lo que la posibilidad, que algunos apuntan, de hacer negocio, es inexistente. “Son muy pocos los bienes que son “económicamente rentables” para la Iglesia, “precisamente aquellos por los que se insiste hasta la saciedad, frente a otros que pasan de largo”, apunta la Conferencia Episcopal. “Sin embargo, tal y como demostró hace poco un informe de la auditora PWC, la puesta a disposición de la sociedad de dichos bienes reporta a la economía nacional más de 22.000 millones de euros al año (2% del PIB)”.