Coronavirus

Pedro Sánchez se reunió con Espadas para plantear el relevo en Andalucía

El alcalde de Sevilla asegura que no entrará en “ninguna especulación” sobre su candidatura para sustituir a Susana Díaz

Juan Espadas junto a Pedro Sánchez y, a la derecha de la imagen, Susana Díaz, en un acto del PSOE
Juan Espadas junto a Pedro Sánchez y, a la derecha de la imagen, Susana Díaz, en un acto del PSOE FOTO: Manuel Olmedo Manuel Olmedo

La crisis en la que se encuentra sumido el PSOE-A desde que perdiera la Junta de Andalucía en 2018 sigue escribiendo capítulos. Ayer trascendió que el alcalde de Sevilla acudió a Madrid el día 5 de marzo para reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el cuartel general del partido en la calle Ferraz. Según adelanto El Confidencial, Espadas almorzó con el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y el secretario de Coordinación Territorial y Relaciones Gobierno-PSOE, Santos Cerdán, una cita a la que posteriormente se habría incorporado Sánchez como secretario general del PSOE.

Ante estas informaciones publicadas, Espadas no descartó la posibilidad de optar a ser candidato a la Presidencia de la Junta, aunque no participará en ese debate hasta que «llegue el momento», ya que está «centrado» en la Alcaldía de Sevilla. Así lo aseguraron ayer a Efe fuentes cercanas al regidor, que recordaron que «como ya dijo hace meses, entrará en el debate orgánico cuando llegue el momento, un debate que sólo dependerá de lo que decidan los militantes andaluces». Espadas no quiere que haya «ningún elemento que despiste a la ciudadanía del trabajo duro, pero con resultado, en que está centrado en la Alcaldía de Sevilla», agregaron las mismas fuentes. En este sentido, no quiso confirmar, aunque sí lo hicieron otras fuentes consultadas por Efe, el encuentro que mantuvo con el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, hace diez días. «El alcalde no entrará en ninguna especulación, ni siquiera en confirmar con quienes se ve o habla, unas interlocuciones que siempre han sido fluidas y que son absolutamente normales por la relevancia del cargo que ocupa desde 2015, la Alcaldía más importante gobernada por un socialista en España y ante el peso que el municipalismo está soportando en esta crisis y en la recuperación», matizaron.

En esta última reunión se analizó el asunto de una manera más formal después de que hace dos meses se lo planteara el secretario de Organización, José Luis Ábalos, en un encuentro que ambos mantuvieron en Sevilla. Fue el pasado 15 de enero cuando el también ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana aprovechó su estancia en Sevilla con el fin de abordar con el alcalde diversos asuntos relacionados con su departamento ministerial para sondear al alcalde sobre su disposición o no a embarcarse en este proyecto. Un día antes, Ábalos se reunió también en Sevilla con la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, quien le confirmó su intención de presentarse a las primarias rechazando dar un «paso atrás» como acababa de hacer Miquel Iceta dando vía libre a la candidatura de Salvador Illa en Cataluña. En aquella ocasión, Espadas no se pronunció en público sobre este asunto aunque nunca ha cerrado la puerta a esta opción si así se lo pide la dirección federal y el PSOE andaluz.

Espadas siempre ha estado en las quinielas, al igual que la ministra de Hacienda, la sevillana María Jesús Montero, aunque ésta no ha ocultado nunca su preferencia por seguir en el Gobierno, algo que también preferiría Sánchez.

El alcalde de Sevilla ha sido la principal apuesta en los últimos meses de los sanchistas en Andalucía aunque lo sucedido en los últimos días con la moción de censura de Murcia y la posibilidad de un hipotético adelanto electoral en Andalucía volvió a poner el foco en Montero, si bien Espadas sigue siendo la principal apuesta. Su candidatura perdió fuerza hace unos meses, pero la ha retomado al ser una figura que puede aunar el consenso en torno al nuevo proyecto del PSOE-A. Pese a que ha formado parte de varios gobiernos socialistas, su candidatura podría permitir pactos con fuerzas políticas que ahora rechazan a la expresidenta Susana Díaz, como ya ha demostrado en el Ayuntamiento, donde gobierna en minoría con apoyos puntuales de Cs o Podemos.

Espadas fue jefe de gabinete de distintos cargos públicos entre 1990 y 1997 y después asumió mayores responsabilidades –siempre dentro de la Junta y ligados a su militancia– hasta saltar a la primera línea política primero como viceconsejero de Medio Ambiente entre 2004 y 2008 y consejero de Vivienda entre los años 2008 y 2010, cuando dio el salto al Ayuntamiento sevillano.