Los grupos buscarán de nuevo que declaren Díaz, Montero y Moreno en la comisión sobre la Faffe

Es poco probable que la ministra lo haga y Díaz ya ha apuntado al nerviosismo del presidente

Imagen de la comisión de investigación sobre la Faffe constituida en el Parlamento andaluz
Imagen de la comisión de investigación sobre la Faffe constituida en el Parlamento andaluzPARLAMENTO DE ANDALUCÍA PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

La comisión que investiga las irregularidades cometidas en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) volverá sobre sus pasos e intentará que declaren Susana Díaz, María Jesús Montero y Juanma Moreno, en un proceso marcado por el “silencio” de muchos comparecientes.

En medio del desfile de ex dirigentes del PP declarando por el “caso Bárcenas” en la Audiencia Nacional, los populares andaluces se han lanzado esta semana a anunciar su pretensión de que comparezcan en la comisión de la Faffe la ex presidenta Susana Díaz y María Jesús Montero, actual ministra y portavoz del Gobierno central, aunque la petición es en calidad de ex consejera de la Junta. La respuesta del PSOE-A ha sido solicitar la declaración del presidente de la Junta, Juanma Moreno, que fue al principio de los trabajos de la comisión bloqueada por PP, Cs y Vox.

Ninguno de los tres ha pasado por la comisión y ahora los grupos interesados pretenden hacer realidad las fallidas comparecencias de Díaz, Montero y Moreno que, por distintos motivos, no estuvieron ajenas en su día a las críticas y la polémica. Montero ya fue citada en noviembre de 2019, dos días antes de las elecciones generales del 10N, para que declarase sobre su etapa como consejera de Hacienda en Andalucía (2013-2018) y las auditorías encargadas por la Junta. No acudió y justificó su incomparecencia con un escrito que recoge que es “criterio del Consejo de Estado que los parlamentos autonómicos no tienen potestad para requerir la comparecencia de autoridades, funcionarios o agentes de la Administración del Estado”. El Parlamento andaluz denunció su negativa pero la Fiscalía Superior de Andalucía archivó la denuncia, por lo que parece poco probable la presencia de Montero.

Los casos de Díaz y Griñán

Distintas son las situaciones de los expresidentes Susana Díaz y José Antonio Griñán. Ambos esgrimieron para no acudir que no había recibido formalmente la citación. La ex presidenta está dispuesta a comparecer si se hace la notificación en tiempo y forma, pero ya ha dicho que su citación evidencia que el presidente de la Junta está “en estado de pánico y bastante preocupado por la situación que tiene en su Gobierno en este momento”. ”Debe estar muy nervioso para llamarme por algo que pasó muchos años antes de que yo llegara” a la Presidencia de la Junta, ha esgrimido.

El portavoz parlamentario del PP-A, José Antonio Nieto, ofrece una interpretación muy distinta: “Cuando de un primer listado hay gente que no ha querido comparecer o no ha podido lo lógico es que se le vuelva a citar”. Es evidente, sostiene, que la declaración de Díaz “tiene un valor importante en el esclarecimiento de las responsabilidades políticas que hay alrededor de este caso”.

Fuentes de la comisión ha indicado a Efe que la pretensión de los grupos que impulsan la investigación, PP, Cs y Vox, es solicitar también las declaraciones de los ex consejeros socialistas Javier Carnero y Antonio Ramírez de Arellano. El presidente la comisión Enrique Moreno (Cs), ha confirmado a Efe que el 6 abril quedará cerrada una nueva ronda de comparecencias y que será el día 9 del mismo mes cuando se produzcan las declaraciones.

Pese a las ausencias y negativas a comparecer, Moreno se ha mostrado satisfecho con los trabajos realizados y sostiene que la “importante y voluminosa” documentación digitalizada que ha llegado a la comisión “acreditan las irregularidades” en la Faffe.