Antonio del Castillo lamenta el “carpetazo” a la investigación sobre el hermano de Carcaño: “No se quiere seguir y los delitos han prescrito”

El padre de la víctima no ve “lógica” la argumentación del juzgado, que alude a que la noche de la desaparición no se apreciaron signos de una paliza como la que describe el asesino confeso por parte de Francisco Javier Delgado en su última versión

Sevilla.- AV.- Padre de Marta, "esperanzado", pide "menos filtraciones" y que la Policía "no cometa los mismos fallos"
El padre de Marta del Castillo, Antonio del Castillo EUROPA PRESS

“Carpetazo, porque no se quiere seguir, y los delitos han prescrito. Gracias, señor Fiscal y Policía Nacional de antes porque lo de la hipoteca lo sabíais hace años y no se investigó en condiciones”. En estos términos reacción el padre de Marta, Antonio del Castillo, a los nuevos avances del caso. “No me parece lógico y racional esta argumentación por mucho juez que se sea. Entonces una mujer ha de llevar la cara destrozada si le han dado una paliza, y cuántos ha muerto por separar una pelea”, señaló también Del Castillo a través de Twitter, adjuntando parte del auto, en concreto, los párrafos en los que el juez señala que no da veracidad al nuevo testimonio de Carcaño en el que aseguraba que la víctima se interpuso en una pelea con su hermano a raíz de una discusión por la hipoteca del piso de ambos en León XIII.

El juez señala que “esta resolución parte de un análisis hecho en el auto de 3 de mayo de 2013, que por su claridad conviene ahora repetir sin añadir nada por lo contundente de su razonamiento, que señala: “La realidad es que Miguel describe una verdadera paliza, no olvidemos, capaz de provocar que Marta cogiera del cuello a su hermano para separarlo. Sin embargo, cuando a las pocas horas, varias personas se presentaron en el domicilio no apreciaron en él signo alguno exterior de haber recibido esa paliza...”.

La argumentación prosigue: “No es lógico ni creíble que ante la intervención de Marta el agresor utilizara contra ella una violencia brutal mucho mayor que la que estaba empleando contra el verdadero destinatario de su ira”.

El juez descarta que la tesis de que “Francisco Javier habría matado a una niña por el solo hecho de que ésta hubiera intentado sujetarle para separarle de su hermano, y todo ello mientras Miguel permanecía impasible sin hacer nada para evitarlo”.

Francisco Javier Delgado, hermano de Carcaño, y su novia, María García

La familia de Marta del Castillo también viene criticando la postura de la Fiscalía de querer cerrar esta pieza. El Ministerio Público, como antes el anterior instructor del caso, no da credibilidad a los reiterados cambios de versión del asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño.