Ferraz arropa ya a las claras a un Espadas que apoyará «sin fisuras» a Sánchez

El candidato se reunirá el jueves con Moreno y confirma que impondrá «un nuevo estilo» en el PSOE andaluz

José Luis Ábalos, el tercero por la izquierda, junto a Juan Espadas y otros dirigentes nacionales socialistas, a su llegada al acto del partido
José Luis Ábalos, el tercero por la izquierda, junto a Juan Espadas y otros dirigentes nacionales socialistas, a su llegada al acto del partido FOTO: Jose Manuel Vidal EFE

Justo una semana después de imponerse a Susana Díaz en las primarias tras haberse sacudido durante semanas la etiqueta de ser el candidato de Ferraz, Juan Espadas ha recibido hoy el espaldarazo de dirigentes socialistas nacionales. El partido ha elegido Sevilla para celebrar un acto centrado en el municipalismo e hilvanado a la ponencia marco a debatir en el próximo Congreso Federal que se armará el próximo octubre en Valencia. Han participado el secretario de Organización de la formación y ministro José Luis Ábalos, la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul; la eurodiputada Lina Gálvez; y el delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Miñones. Las referencias al recién estrenado cabeza de cartel electoral de los socialistas andaluces para las próxima elecciones autonómicas y alcalde de Sevilla han sido constantes y escuchándolas «in situ» estaban la ministra María Jesús Montero, quien se ha acomodado tarde por una cita previa con la vacuna; el delegado del Ejecutivo central en la región, Pedro Fernández; el vicepresidente primero del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis; el senador Miguel Ángel Vázquez; varios secretarios provinciales y alcaldes; o la secretaria general de la UGT-A, Carmen Castilla, entre otros.

Pero también han ocupado espacio los ausentes: los miembros de la Ejecutiva autonómica, que aún comanda Díaz, y de la sevillana han brillado por su ausencia, según han trasladado fuentes de éstas a LA RAZÓN, debido a que «no los habían convocado».

Faltas al margen, Espadas ha defendido ante los suyos que es posible «reconstruir» la confianza perdida de los andaluces y recuperar el Gobierno autonómico. Para ello hará cambios, se construirán «equipos» en las ocho provincias de la región, que «sean capaces de llegar a cada uno de los rincones» del territorio y de volver a «escuchar» a la calle. A esto se sumará «un nuevo estilo» de trabajar, tanto en el Grupo Parlamentario Socialista como en el propio PSOE-A y en relación a su coordinación con el partido a nivel federal y con el Gobierno central que capitanea Pedro Sánchez, al que respaldarán «sin fisuras», ha dejado claro.

El candidato ha anunciado además que el próximo jueves se reunirá con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y que su intención es desplegar «una estrategia de oposición constructiva» para contribuir a «la recuperación económica y del empleo» en la región. Tenderán la mano con «propuestas concretas», pero también ha advertido de que, si no hay voluntad política de vuelta para «cooperar con los ayuntamientos y las diputaciones», su formación será la «peor pesadilla» del Ejecutivo regional del PP y Cs. A su entender, los fondos europeos no se pueden gestionar si no es «de forma coordinada» entre administraciones.

Ábalos, de su lado, ha destacado la capacidad «integradora» del regidor de la capital hispalense, ha felicitado a la organización por las primarias y ha expuesto que, «resuelto el liderazgo, toca hacer los equipos». «Aquí no hay adversarios, están fuera», ha abrochado.