El Gobierno andaluz salva el primer “match ball” con la ley del suelo tras el varapalo a los Presupuestos

Vox apoya la norma estrella del Ejecutivo junto a PP y Cs, tras tumbarla hace unos meses junto al PSOE, que ahora se abstiene

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, (i) el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y el diputado Erik Domínguez. EP
Joaquín Corchero / Europa Press
El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, (i) el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y el diputado Erik Domínguez. EP Joaquín Corchero / Europa PressJoaquin Corchero Europa Press

Presupuesto, no; ley del suelo, sí. El Parlamento andaluz, que ayer tumbó las cuentas andaluzas para 2022, hoy ha aprobado la que pasa por la normativa estrella del Gobierno andaluz, la Lista, la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio. Vox ha pasado de tumbar las cuentas a apoyar la normativa urbanística junto a PP y Cs, “por responsabilidad”. Por su parte, el PSOE se abstuvo, permitiendo también la norma pese a que no se admitió su enmienda sobre la construcción en suelo rústico. Unidas Podemos se mantuvo en el no.

El resultado de la votación de la ley del suelo andaluza
El resultado de la votación de la ley del suelo andaluza FOTO: La Razón La Razón

Vox y PSOE bloquearon la norma en el verano y fue cuando el Gobierno andaluz empezó a apelar a “la pinza”, en referencia a la situación a la que aludía el Ejecutivo de Chaves en la legislatura 1994-1996, cuando PP-A e IU hicieron bloque común. La ley del suelo busca la agilización de los trámites urbanísticos, pasando de diez a dos años la tramitación. La norma afecta a los 778 municipios andaluces, muchos de ellos -casi el 60%- gobernados por alcaldes socialistas, que también presionaron para su aprobación. Del que fue el primer varapalo al Gobierno andaluz -el segundo fue anoche con los Presupuestos- hasta ahora, la Consejería ha mantenido una decena de encuentros con las partes para llegar al acuerdo.

Medio millar de municipios, cerca del 80% del total no tiene el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) adaptado a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). Más de un centenar ni lo ha iniciado. La norma establece ayudas para que los pequeños municipios puedan adaptarse.

Con la aprobación de la norma estrella de la Junta, se abre un período de incertidumbre en el que el Ejecutivo dependerá de la oposición para ir aprobando modificaciones presupuestarias con las cuentas prorrogadas. Del grado de “bloqueo” dependerá el adelanto electoral. De entrada, la Lista ha sido tramitada de urgencia, como lo serán otras seis normas ya registradas en la Cámara, por lo que pueda pasar.

Moreno felicita a Carazo
Moreno felicita a Carazo FOTO: La Razón La Razón

En el Pleno se volvieron a escuchar alusiones al “pelotazo urbanístico” y la “ladrillazo”, lo que unido a los Presupuestos tumbados rememoró los tiempos de mediados los años 90 del pasado siglo.

La abstención del PSOE-A se entiende, más allá de las presiones de los alcaldes para sacar adelante la Lista, como un borrón y cuenta nueva tras el varapalo a las cuentas. El PSOE-A, en vista de las encuestas y del escaso grado de conocimiento de su nuevo líder en la comunidad, no está interesado en el adelanto electoral. El portavoz socialista, Gerardo Sánchez, señaló que su grupo puede entenderse con el Gobierno andaluz por el interés general, argumentando así el rechazo a las cuentas del día previo.

El portavoz de Vox, Alejandro Hernández, anunció el sí a la norma pese a que, como dijo Cs, “no se ha cambiado una coma” respecto al verano. Vox, que sí quiere adelanto electoral y no lo esconde, habló de “responsabilidad”.

La votación se dividió por las diferentes enmiendas. El artículo 22.2, sobre la construcción de viviendas unifamiliares en terreno rústico sin proyecto turístico o agrícola, era el más criticado por los socialistas. Su líder, Juan Espadas, anunció que sin su modificación no aprobaría la norma. Finalmente, se abstuvieron.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, agradeció el apoyo una ley que estaba obsoleta tras 18 años, modificada ocho veces y que ahora reduce a la mitad los plazos con “más disciplina urbanística”. El primer match ball de la legislatura ha sido salvado.

Juanma Moreno y Marifrán Carazo
Juanma Moreno y Marifrán Carazo FOTO: La Razón La Razón