Frente al oprobio

“Un texto sobre Auschwitz, el nazismo y la actitud ante éste ha permitido reunir de nuevo al cineasta Manuel Martín Cuenca y a Antonio de la Torre en el regreso de ambos al teatro”

El actor Antonio de la Torre durante el ensayo general de obra de teatro " Un hombre de paso", en Sevilla. EFE/ Raúl Caro.
El actor Antonio de la Torre durante el ensayo general de obra de teatro " Un hombre de paso", en Sevilla. EFE/ Raúl Caro. FOTO: Raúl Caro EFE

Ha sido un texto sobre Auschwitz, el nazismo y la actitud ante éste lo que ha permitido reunir de nuevo al cineasta Manuel Martín Cuenca, flamante ganador del Premio Carmen de la Academia del Cine de Andalucía, y a Antonio de la Torre en el regreso de ambos, después de varios años, al teatro. Fue precisamente el sevillano Teatro Lope de Vega el que acogió el estreno mundial de esta obra que podrá verse por otras ciudades andaluzas en primavera tras su paso por Madrid y una pausa en la gira teatral motivada por un largo rodaje del actor en Chile. Todo el reparto de “Un hombre de paso”, basada en un texto del también cineasta Felipe Vega, es andaluz: además de Antonio de la Torre intervienen Juan Carlos Villanueva, actor que ya ha trabajado con Martín Cuenca en un par de ocasiones (“El autor” y “La hija”), y a quien también hemos podido ver en “Adiós”, “La Peste” y “La isla mínima”, entre otras muchas, y María Morales, con una mayor trayectoria teatral pero que también participa en la última película de este cineasta almeriense, “La hija” y que protagoniza la recientemente rodada “Como Dios manda”, de Paz Jiménez.

El nazismo ha llamado también la atención de dos escritores andaluces que han dedicado un gran esfuerzo para plasmar en sendos libros su saber. Juan Eslava Galán, acreditado autor, firma “Enciclopedia nazi contada para escépticos”, surgida en pleno confinamiento y primorosamente editada; es de agradecer que como complemento a este volumen de 900 páginas se incluya un código QR, que enlaza con la web del escritor donde ver una amplia galería gráfica. Pese a tratarse de su primer ensayo histórico, José Manuel Portero ha escrito con bastante rigor “Nazis en la Costa del Sol”, editado por la andaluza Almuzara. Además de profundizar en la figura de Leon Degrelle, que también residió en Constantina, pueblo de la Sierra Norte de Sevilla, narra la historia de Otto Remer, jefe de seguridad del Führer y Hans Hoffman, destacado miembro del partido nazi y peligroso agente de la Gestapo. Asimismo muestra el papel de los alemanes durante la Guerra Civil, como el primer ataque con Junkers-52, aviones de transporte habilitados, tras la retirada de los asientos, para arrojar bombas de 250 kilos cada una, la tragedia de la “Desbandá” y el hundimiento del submarino C-3, narrado en el documental “Operación Úrsula, el misterio del submarino C-3″, de José Antonio Hergueta. A este respecto, recupera las palabras de Queipo de Llano cuando se burló del hundimiento en Radio Sevilla: “¿Dónde está el C-3, matarile, rile, rile, dónde está el C-3, matarile, rile, ron?”

Otro libro reciente sobre esta temática, que merece la pena reseñar, es “Historias nazis”, una antología en la que se reúnen textos de numerosos autores, como Andrea Calamari, que habla de Curzio Malaparte y Kurt Vonnegut, soldado norteamericano que participó en la batalla de Las Ardenas, donde fue hecho prisionero, que sufrió los bombardeos aliados en Dresde y al que llevó 15 años concentrar todos los horrores de la guerra vividos en “Matadero cinco”. Muy interesante es “La noche de los cuchillos largos”, de E. J. Rodríguez, en el que se relata el ajuste de cuentas con los líderes de la SA, que comenzaban a ser un problema para Hitler.

“Dónde está Anne Frank” está firmado por la ilustradora Lena Guberman y el cineasta Ari Folman, hijo de una familia superviviente del Holocausto. La guerra del Líbano y más concretamente la matanza de Sabra y Shatila, que vivió como soldado con apenas 19 años, le marcaron tal como relató en su brillante película “Vals con Bashir”, nominada al Oscar y ganadora del Globo de Oro en 2008. En el cómic “Dónde está Anne Frank”, que también ha llevado al cine da vida, al personaje de Kitty, surgido de la imaginación de Anne Frank.

Más cerca, en Portugal, gobernó con mano de hierro Salazar, al que ha dedicado su investigación el escritor y periodista italiano Marco Ferrari, especializado en el país vecino. “La increíble historia de Antonio Salazar, el dictador que murió dos veces”, ofrece un relato muy documentado de este político, cuyo final comenzó con la caída accidental que, al no ser tratada a tiempo, le provocó daños cerebrales. Ameno y apasionante, permite conocer también el papel de la oposición y cómo fueron los últimos años de la etapa colonial portuguesa, obsesión personal de Salazar.

Dado que los extremos se tocan, del otro lado es digno de elogio “La guerra del miedo. Historia del terrorismo de izquierdas en Europa”, de Íñigo Bolinaga, en el que narra la historia de la Fracción del Ejército Rojo, RAF, que tuvo un firme apoyo desde amplios sectores de la izquierda y que fue definida por Markus Wolf, jefe del servicio secreto exterior de la RDA, como “terrorismo moderno, pijo y macarra a la vez” con “niños malcriados e histéricos que en su mayoría provenían de la clase alta”. El IRA, ETA, el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, FRAP y los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, GRAPO, entre otros, aparecen en este libro en el que también se relata cómo fue el proceso de preparación, secuestro y asesinato de Aldo Moro por parte de las Brigadas Rojas, episodio sobre el que existe una teoría que achaca el crimen a una trama ultraderechista para impedir el acercamiento entre la Democracia Cristiana y el Partido Comunista que propiciaba el político italiano.