España

El recurso de los ERE no interferirá en la campaña andaluza

La vista se celebra el 4 y 5 de mayo pero, aunque el resultado no se espera a corto plazo, por una norma no escrita el poder judicial trata de no desestabilizar con sus decisiones en períodos electorales

Los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, durante el juicio de la pieza política del caso ERE
Los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, durante el juicio de la pieza política del caso ERE FOTO: José Manuel Vidal EFE

El Tribunal Supremo celebra el 4 y 5 de mayo la vista pública de los recursos interpuestos contra la sentencia de caso de los ERE fraudulentos en Andalucía. En caso de que se anuncie en los próximos días o semanas el adelanto electoral para el mes de junio, la hoja de ruta del Alto Tribunal no variará. Uno de los afectados, el ex presidente andaluz José Antonio Griñán, ya señaló en una entrevista con LA RAZÓN que la vista de mayo es un paso más en el proceso y no esperaba una resolución inminente. En cualquier caso, su así fuera, el Tribunal Supremo no irrumpirá en las elecciones andaluzas con la sentencia de los ERE en caso de adelanto electoral.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo no hará pública su decisión sobre los ERE de Andalucía en caso de anticipo electoral para no interferir. La resolución que adopte la sala tras esa vista puede quedar congelada a la espera de que finalicen los comicios, siguiendo una norma no escrita desde hace décadas por la que el poder judicial trata de no desestabilizar con sus decisiones en periodos electorales.

Si las elecciones en Andalucía son el 19 de junio, la campaña arrancaría el día 6. Si fueran el 12, una semana antes; si son el 26, una semana después del 6 se estaría de campaña, esto es, el 13.

Así las cosas, puede tener lugar la casuística de que las elecciones siquiera interfieran en el proceso judicial sin tener que aplicar ningún acuerdo tácito. En el «caso Malaya» sobre la corrupción en Marbella, por ejemplo, la Sala Segunda del Tribunal Supremo se demoró un año en la sentencia tras la vista de los recursos.

Durante la instrucción del «caso ERE» por parte principalmente de la jueza Mercedes Alaya desde el PSOE han sido continuas las presiones y las críticas al considerar que en fechas electorales siempre tenían lugar citaciones, declaraciones y diligencias que podían interferir en la campaña.

El juicio del «procedimiento específico» de los ERE se celebró en la Audiencia de Sevilla durante un año y cuatro días y quedó visto para sentencia el 17 de diciembre de 2018. En el fallo, se condenó a seis años de cárcel a Griñán y a nueve de inhabilitación para Chaves.