19-J

Por Andalucía y Adelante se reparten el naufragio

Inma Nieto y Teresa Rodríguez se acusan del fracaso electoral

La candidata a la Junta de Andalucía por "Adelante Andalucía", Teresa Rodríguez
La candidata a la Junta de Andalucía por "Adelante Andalucía", Teresa Rodríguez Román Ríos EFE

La energía potencial de la gravedad no detiene su funcionamiento, como los Gobiernos en funciones. La arena no deja de caer en el reloj y el calendario dibuja ya semanas para el comienzo de la XII Legislatura en Andalucía, en tanto las izquierdas buscan las causas de su menguante representación apuntando a la abstención y a la fragmentación. En 2018 hubo 1,8 puntos menos de participación y Adelante (entonces Podemos e IU) sumó 136.291 votos más que ahora Teresa Rodríguez y Por Andalucía (Podemos, IU y Más País, entre otros). Con menos movilización, la izquierda sumó unos 263.000 votos más en total en 2018, cuando lograron 17 escaños que después se dividieron entre acusaciones de transfuguismo. Por su parte, la querencia a la disgregación viene siendo inherente a la propia historia de las izquierdas.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d) y la candidata a la Junta de Andalucía, Inma Nieto. EFE / José Manuel Vidal.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (d) y la candidata a la Junta de Andalucía, Inma Nieto. EFE / José Manuel Vidal. Jose Manuel Vidal EFE

Como el ex soviético y doble subcampeón del mundo Victor Korchnoi moviendo el alfil negro en el Savoy de Zurich tras un doble ictus y en silla de ruedas, Podemos e IU se centraron en la estrategia del enroque al analizar la catástrofe de 19-J, dibujada como un enfrentamiento entre la reina blanca (Inma Nieto como sucursal de Yolanda Díaz en Andalucía) y la reina negra (Teresa Rodríguez). Los peones se juegan su existencia. Según las cuentas internas, la unión total a la izquierda del PSOE habría supuesto hasta siete diputados menos para la derecha.

«Estamos fuera de un espacio unitario porque nos echaron», indica Teresa Rodríguez

La candidata de Por Andalucía culpó a Teresa Rodríguez de los resultados electorales al señalar que su decisión «de concurrir sola a los comicios ha tenido una consecuencia evidente», dijo en una entrevista en RNE recogida por Efe. Inma Nieto insistió en que que las seis organizaciones que están en Por Andalucía hicieron esa reflexión hace unos meses pero «Teresa Rodríguez decidió levantarse de la mesa y concurrir sola» en «una decisión legítima», pero que ha tenido una «consecuencia electoral evidente». «Si se suman los votos de ambas candidaturas y los porcentajes, pero se traduce en lo que eso supone yendo separado, se ve el daño que ocasiona en términos electorales», deslizó Nieto. «Somos seis, pero hay una (en referencia a Teresa Rodríguez) que aún no ha hecho esa reflexión o no la quiere hacer», lamentó la también líder de IU. «Está claro que la fragmentación no es buena porque desincentiva a la gente y le quita opciones concretas de visibilizar que es posible que se pueda producir un vuelco que deje de gobernar la derecha», señaló.

Al capitán Ahab de las izquierdas se lo comió la ballena, entre el Leviatán de Juanma Moreno y Macarena Olona henchida de ego y patria. Pese al éxito de público en varios mítines arrastrados por el efecto Yolanda Díaz, la coalición de nuevo cuño de Por Andalucía ha arrojado uno de los peores resultados de la historia en Andalucía, remontándose a los cinco diputados de IU en 2015 tras el abrazo del oso con el PSOE en un pacto que, como el amor entre los amantes del Círculo Polar Ártico, se fue enfriando. Teresa Rodríguez no adelantó a Por Adelante por la izquierda pero alcanzó dos diputados. Entre ambas coaliciones, siete escaños. Sobrepasando los límites entre lo temible y lo acogedor, cinco alcanza Por Andalucía, lo mínimo para formar grupo parlamentario. La dirección federal de IU ha admitido que el «accidentado» proceso de conformación de Por Andalucía, con tensión entre IU y Podemos no ha ayudado al frente amplio. También resaltaron la necesidad de tener un proyecto de unidad «nítido», que sume a más sectores progresistas pero donde también tienen claro que deben estar todas las fuerzas que forman Unidas Podemos, dado que sería «ridículo» ensayar candidaturas de confluencia «dividiendo».

La líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, defendió que «no vamos a poner las cosas fáciles a Juanma, vamos a ejercer una oposición fuerte» En una entrevista en Canal Sur Radio, Rodríguez indicó que «los votos de Juanma Moreno se deben al factor miedo, no es que la gente se haya vuelto de derechas sino que querían evitar la entrada de Vox».

«Nosotros estamos fuera de un espacio unitario porque nos echaron hace dos años», indicó Rodríguez. «Teníamos una fuerza política unida, con un grupo parlamentario que funcionaba y de repente vino la decisión de que teníamos que ser la correa de transmisión de Pedro Sánchez en Andalucía y de que la voz propia andaluza que nos comprometimos a llevar a cabo 2018, no era posible», añadió. «Eso pasó en el pasado» y estuvieron «en el ostracismo político durante dos años», donde los «mandaron a compartir espacio con Falange y aún así se ha sobrevivido», dijo Rodríguez, que espera «altura de miras» de las izquierdas tras la resaca electoral.