Andalucía

Málaga pone límites a las despedidas de soltero: ni ir desnudos ni con genitales en la cabeza

El Ayuntamiento ha publicado en el portal municipal de Participación Ciudadana el borrador de la ordenanza

Imagen de un grupo de jóvenes que celebran la despedida de soltero de unos de ellos
Imagen de un grupo de jóvenes que celebran la despedida de soltero de unos de ellos FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El Ayuntamiento de Málaga quiere regular las despedidas de soltero en la ciudad, que han proliferado en los últimos años, y para ello ha impulsado una modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana que prohíba, entre otras cosas, ir por la calle en ropa interior o con complementos con forma de genitales. El consistorio cuenta ya con instrumentos para sancionar actuaciones incívicas en las calles, como orinar o beber alcohol, pero ahora quiere poner coto a determinados comportamientos que a menudo protagonizan los grupos de jóvenes y no tan jóvenes que llegan a Málaga para celebrar la despedida de la soltería.

El Ayuntamiento ha publicado en el portal municipal de Participación Ciudadana el borrador que pretende incorporar a la normativa local para que cualquier persona pueda realizar sus aportaciones. Hay de plazo para hacerlo hasta el próximo 22 de noviembre. Esta propuesta de modificación señala que, “salvo autorización municipal para lugares concretos, se prohíbe transitar o permanecer en la vía o espacios públicos sin ropa o únicamente en ropa interior, con ropa o complementos que representen los genitales del ser humano o con muñecos/as o elementos de carácter sexual”.

En definitiva, se prohibirá a los ciudadanos transitar sin ropa, portar muñecas hinchables desnudas o llevar complementos con forma de pene en la cabeza, comportamientos muy comunes en las despedidas de soltero. El texto publicado señala también que en primer lugar los agentes de la autoridad informarán a las personas afectadas de la prohibición que contempla la ordenanza y “sólo si persiste en la actitud no permitida se procederá a la formulación de la denuncia pertinente”.

En la exposición de motivos de esta propuesta, el Ayuntamiento de Málaga explica que su objetivo es “poner freno a algunos comportamientos incívicos que puedan perturbar la convivencia entre los vecino/as” de la ciudad. “La proliferación en estos últimos años de determinadas conductas asociadas al nudismo, la utilización exclusiva de ropa interior o de contenido erótico en los espacios públicos aconseja dotar al municipio de una nueva regulación”, señala el consistorio.

El fin último, agrega, es “preservar el espacio público como un lugar de encuentro, convivencia y civismo, en el que todas las personas puedan desarrollar en libertad sus actividades de libre circulación, ocio y recreo, con pleno respeto a los demás y a la pluralidad de expresiones y de formas de vida”.