• 1

Avances en depilación láser, más efectiva y sin riesgos

  • Avances en depilación láser, más efectiva y sin riesgos
  • Avances en depilación láser, más efectiva y sin riesgos

Tiempo de lectura 5 min.

16 de febrero de 2015. 18:36h

Comentada
17/2/2015

ETIQUETAS

Las quemaduras y el dolor, ya son historia. La depilación permanente sin riesgos es ya posible mediante la fototermólisis progresiva, un avance que ciencia y tecnología ya han puesto a nuestro servicio.

La innovación nos llega desde Israel, históricamente conocido por su industria de defensa y por sus innovaciones en tecnología óptica y láser. Lo que quizás muchos no conocemos es que los israelitas son uno de los principales suministradores de equipos láser médico a nivel mundial.

El país que inventó el láser Soprano, que hace años revolucionaba el sector de la depilación por luz, ahora hace lo suyo con el nuevo láser diodo Soprano A, incorporando el nuevo principio de fototermólisis progresiva.

Mayor eficacia, un 70% más rápido, desaparece el dolor en favor de una sensación de calor y la quemadura, pasa a ser un riesgo prácticamente inexistente. Si le unimos una eficacia acreditada por la prestigiosa agencia americana FDA, sin duda, el avance científico y tecnológico se ha ganado la atención del sector médico y estético internacional.

Para abundar más en qué es la fototermólisis progresiva y sus resultados, nos apoyamos en Germaine Goya, un moderno centro de depilación láser madrileño que equipa la nueva tecnología láser diodo Soprano A. La Directora del centro, Carmen Díaz, así nos lo cuenta:

Vamos a explicar cuál es el principio actual de eliminación del vello, la fototermólisis selectiva, sus riesgos y qué tipos de láser la incorporan. Finalizarermos con la nueva fototermólisis progresiva y las ventajas que aporta.

¿Qué es la fototermólisis selectiva?

Es el principio de eliminación de vello mediante luz que los Doctores Anderson y Parrish desarrollaron en la década de los 80, y que aún hoy es vigente en los láser que llamaremos convencionales.

Precisa de disparos aislados de alta energía sobre la piel que generen puntas térmicas elevadas. Son los responsables del dolor, la agresión cutánea y en ocasiones, cambios de pigmentación o quemaduras.

Sin embargo, es un tratamiento muy efectivo, la energía de la luz es mayoritariamente atrapada por el color oscuro del pelo (melanina), llegando a su base donde encuentra el folículo piloso, sobre el que produce una lesión irreversible por alta temperatura, quedando por tanto inhabilitado para el crecimiento del pelo.

Riesgos de la depilación láser convencional

- Quemadura: es el mayor riesgo del láser convencional, más acusado en pieles oscuras o bronceadas.

- Cambios de color en la piel: pueden aparecer manchas oscuras o claras (hiper o hipopigmentación). Mayor riesgo a mayor temperatura en la piel, pieles oscuras o bronceadas y mediante el uso del láser Alejandrita.

- Pomadas anestésicas: para evitar umbrales altos de dolor, se suele utilizar este tipo de anestesia tópica. Se aplica sobre la piel antes de la sesión en cantidades que si son excesivas, pueden penetrar intradérmicamente y llegar a sangre, suponiendo entonces un serio riesgo para la salud, tal como ha quedado advertido por la agencia americana del medicamento FDA.

En resumen, los riesgos del láser están asociados a su alta energía y a un tipo de piel con color, tanto peor cuanto más oscura es.

Tipos de láser convencionales

En 1994 se comenzaron a utilizar los primeros equipos Láser Rubí para eliminar el pelo, pero su eficacia no fue la deseada y su empleo quedó reducido a pieles muy claras, hasta que finalmente lo relevaron otras tecnologías.

El Neodimio Yag, proyectado para pieles oscuras, tampoco las resolvió con éxito y quedó para otros usos.

El láser Alejandrita para pieles claras, y el Diodo para las pieles con color, han sido los más eficaces y se perfilan como la opción tecnológica de futuro.

Para ampliar más información sobre cada uno de ellos, sus diferencias y empleo recomendado, podéis consultar este artículo sobre los tipos de depilación láser que son utilizados en la actualidad.

¿Qué es la fototermólisis progresiva?

Hasta nuestros días, la industria de la depilación láser no había ofrecido nada completamente nuevo o revolucionario, era necesario lograr avances que evitasen el dolor y el riesgo de quemadura, que tantos problemas estaban causando al usuario y a un sector cada vez más castigado.

El avance de la ciencia nos presenta un nuevo principio de eliminación del vello, la fototermólisis progresiva, que la tecnología Soprano A ha sido capaz de materializar en los resultados demandados por el sector.

Ahora se trata de lograr un calentamiento gradual de la dermis que debe mantenerse durante un tiempo determinado. El folículo y su entorno reciben la energía de manera suave y continuada, logrando alcanzar una temperatura moderada (45 a 50 ºC) suficiente para generar una lesión irreversible del folículo y por tanto logrando su inhabilitación para el crecimiento del pelo.

El manípulo emisor del láser ahora está en permanente movimiento sobre la piel, realizando 10 disparos por segundo a baja energía, ya no hay dolor, ahora se siente un calor perfectamente soportable. El riesgo de quemadura pasa a ser despreciable, ya que la epidermis apenas se calienta. Y las sesiones son más rápidas, por ejemplo, pasamos de las 2 horas que eran necesarias para unas piernas completas, hasta los 45 minutos.

Además, la baja energía empleada resuelve con éxito la depilación en pieles negras o bronceadas. Y la ausencia de agresión cutánea, posibilita poder hacerse la sesión el día posterior a la exposición solar, pudiendo reiniciar dicha exposición 2 días después de la aplicación del láser.

Como hemos visto, la fototermólisis progresiva supone un cambio lleno de ventajas respecto a su predecesora, la fototermólisis selectiva. Este avance científico, ya está generando importantes beneficios para nuestra imagen, nuestra piel y para un sector ampliamente demandado por mujeres, y cada vez más hombres.

Últimas noticias