• 1

Ecocat, el catamarán electrosolar para pasajeros «made in Spain»

  • Imagen del prototipo en construcción
    Imagen del prototipo en construcción

Tiempo de lectura 2 min.

08 de enero de 2018. 17:19h

Comentada
8/1/2018

La empresa española Metaltec Naval acaba de presentar su catamarán electrosolar para transporte de pasajeros. La firma es especialista en embarcaciones de aluminio 100% reciclable. Ecocat, que así se llama el nuevo barco, es la primera unidad de la línea Ecoboat; en este caso, se trata de un catamarán con capacidad para 120 pasajeros.

La novedad principal es que es 100% eléctrico, puesto que el motor auxiliar –una instalación que exige las normativas de la Dirección General de Marina Mercante–, es también eléctrico y no diésel como suele ser habitual en otros modelos ya existentes en el mercado. Por tanto, la propulsión está totalmente libre de emisiones de CO2. «Todos nuestros consumos se cubren con energía solar, algo que hace este barco pionero en Europa; en el norte hay barcos solares pero todos tienen motores diésel auxiliares», explica Enrique Arriola, director general del astillero.

La embarcación tiene casi 20 metros de eslora, ocho de manga y pesa unas 26 toneladas. Cuenta con dos motores de 50 kW y ocho baterías de 30,5 kW. Las necesidades de generación eléctrica del barco hacían necesario la instalación de 120 paneles solares (son de la marca americana Sunpower, los mismos que se instalaron en el avión Solar Impulse para su viaje alrededor del mundo). Esta necesidad ha requerido el desarrollo de un sistema neumático de alas solares desplegables y retráctiles que permitiesen aumentar la superficie de captación de energía. Dichas alas se encuentran encima del techo.

La potencia instalada es de 20 kW, la velocidad máxima de navegación, de 7 nudos y la autonomía, de 8 horas. El tipo de panel solar instalado permite cargar las baterías sólo con un poco de luz, por lo que siempre estaría disponible una pequeña reserva de energía sin usar en las baterías. Esto garantiza que se pueda llegar a tierra con el segundo motor auxiliar si hay algún problema con el principal. Además de la recarga a través de los paneles solares, el barco también es enchufable.

En la bahía

A partir de febrero comenzarán las pruebas demostrativas en la bahía de Santander, para luego continuar en primavera en el Mediterráneo. El barco saldrá a la venta por 1.800.000 euros, poco más que una embarcación similar diésel (más o menos 1.200.000 euros).

El periodo de amortización –que hay que calcular en función del uso para el que se destine la nave, la distancia que recorra o la incidencia del sol–, es equivalente a la de un modelo diésel, esto es unos siete y ocho años.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs