«Almara surge de la necesidad de facilitar la implantación del injerto óseo»

Dr. Alberto Marqués / Unidad de Cirugía Endoscópica de Columna de Policlínica Gipuzkoa, Grupo Quirónsalud

  • Dr. Alberto Marqués
    Dr. Alberto Marqués

Tiempo de lectura 4 min.

25 de septiembre de 2018. 19:23h

Comentada
Pilar Pérez Madrid. 25/9/2018

ETIQUETAS

1-¿En qué consiste Almara?

Es un nuevo dispositivo introductor de injertos óseos que acorta los tiempos quirúrgicos. Convierte un procedimiento que antes duraba unos 15 minutos en uno de apenas 10 segundos. Asimismo, el dispositivo permite llegar fácilmente al espacio discal, al que hay que acceder para unir las vértebras, por lo que este nuevo invento incorpora notables ventajas frente a las técnicas utilizadas hasta el momento. Se utiliza para unir dos zonas de hueso separadas de manera fisiológica o por una fractura.

2-¿Cómo lo han diseñado?

Una vez analizada la necesidad que teníamos ante nosotros junto a la dificultad actual para la realización de la técnica, se pensaron los elementos prácticos que el dispositivo debía de presentar para que cumpliera con su objetivo. Para ello se diseñó un introductor principal, una camisa envolvente y un émbolo empujador.

3-¿A qué necesidades responde?

El origen de Almara surge de la necesidad de facilitar la implantación del injerto óseo. Es una necesidad derivada de realizar incisiones cada vez más pequeñas para llevar a cabo cirugías mínimamente invasivas. Acceder a espacios alejados, como es el espacio discal donde colocar l

injerto óseo para unir las vértebras quedaba ahora bastante más alejado. Así que el objetivo al comenzar el desarrollo del diseño era encontrar alguna manera de hacer más eficiente este proceso de introducción del injerto óseo porque resultaba un proceso laborioso y tedioso que nos implicaba bastante tiempo quirúrgico. Hasta el momento no existía ningún dispositivo diseñado específicamente para realizar esta tarea.

4-¿En qué pacientes se implanta?

El injerto óseo se utiliza prácticamente en todos los aspectos de la cirugía ortopédica reconstructiva para reparar huesos (fracturas) que tengan pérdida ósea o reparar hueso lesionado que no ha sanado. Es necesario igualmente en los casos de pacientes en los que se requiera la fusión intersomática, cuyo objetivo es estabilizar y fortalecer la columna para aliviar el dolor lumbar.

5-¿Cómo es el proceso? ¿Es mínimamente invasivo? ¿Cuánto dura?

Almara convierte un proceso laborioso y complicado en un procedimiento mucho más sencillo. La enfermera coloca el injerto de hueso en el dispositivo, que permite acceder al espacio discal de forma más rápida; martilleando el émbolo superior del dispositivo este introduce automáticamente el injerto en la zona deseada. Se trata de un proceso quirúrgico percutáneo, mínimamente invasivo, que nos ofrece la posibilidad de realizar intervenciones quirúrgicas a través de pequeñas incisiones en la piel, por lo que se origina un traumatismo mínimo sobre los tejidos. Esta cirugía que antes requería de 15 minutos, ahora puede realizarse en 10 segundos. Mientras la introducción del injerto se lleva a cabo por el equipo médico, el cirujano emplea ese tiempo para otras fases requeridas. Así, además de acortar los tiempos del proceso mejora también el total de la cirugía completa.

6-¿Qué ventajas presenta de cara al paciente?

Gracias al nuevo dispositivo Almara hemos logrado los objetivos de simplificar y acortar los plazos de este proceso por lo que hacemos más rápida y cómoda la cirugía con menor agresión y más eficacia para el paciente. Conseguimos acceder al espacio discal de manera muy sencilla y rápida, y lo más importante, sin poner en riesgo las estructuras neurológicas. Obtenemos un beneficio muy importante, reducir el tiempo de quirófano evitando dañar elementos de riesgo.

7- Al ser el «diseñador» de Almara, ¿cómo es o debe ser la curva de aprendizaje de este implante en los cirujanos de traumatología y sus equipos?

El manejo es tan sencillo que basta verlo una vez para saber utilizarlo.

8-¿Qué desafíos supone para el profesional médico?

El cirujano, al disminuir los tiempos de la cirugía con esta técnica más segura para el paciente, evita dañar elementos de riesgo, y consigue introducir el injerto óseo para unir las vertebras de manera más rápida y sencilla, optimizando su implantación. Además, aprovecha mejor la cantidad de injerto óseo, ya que éste no se desperdicia en zonas en que no es necesario. De esta manera, la fusión quirúrgica de columna que es un método muy utilizado para el tratamiento de la inestabilidad lumbar que produce dolor pasa a ser un procedimiento más rápido y por lo tanto más seguro.

9-¿Cómo se sitúa esta opción terapéutica en el abanico de soluciones clínicas para la espalda?

No es una opción terapéutica en sí misma. El objetivo es facilitar la técnica quirúrgica para hacerla más sencilla y rápida optimizando el tiempo quirúrgico. La opción terapeutica sería unir dos huesos. Almara hace que este procedimiento al final resulte más fácil y rápido en unas zonas de difícil acceso.

10-¿Cuántos pacientes se han sometido a la intervención y con qué resultados? ¿Hay rechazo, contraindicaciones?

De momento, ha sido utilizado en 10 pacientes sin ninguna complicación consiguiendo un procedimiento de fusión vertebral más cómodo y rápido. No tiene más contraindicaciones que que no te permita alcanzar la zona que deseas unir.

Últimas noticias