El cuidado dental previene la enfermedad cardiovascular

La campaña «Cuida tus encías» amplía el mensaje divulgativo para la población ante el riesgo de que una mala salud bucodental afecte a la salud general

  • El cuidado dental previene la enfermedad cardiovascular
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2016. 14:58h

Comentada
Madrid. 14/3/2016

En España se estima que más de un 40 por ciento de la población ha pasado en el último año por una clínica dental, según el «Libro Blanco de la Salud Bucodental en España». En la mayor parte de los casos acuden para prevenir, diagnosticar y tratar una afección bucodental, pero son pocos los que van a este tipo de clínicas para recibir orientaciones, instrucciones o detectar precozmente, a partir de sencillas pruebas, trastornos tan importantes como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Por ello, la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) lidera una estrategia secundada por la Federación Europea de Periodoncia, para «promover la salud cardiovascular y prevenir la enfermedad cardíaca coronaria desde la consulta de odontología y, al mismo tiempo, integrar protocolos de salud bucodental en las unidades hospitalarias de rehabilitación cardíaca, ante la creciente evidencia que asocia las enfermedades de las encías y las enfermedades cardiovasculares», según explica el presidente de la SEPA, David Herrera.

La campaña «Cuida tus encías» pretende transformar la clínica dental en un espacio de prevención primaria, y así convertirla en una parte más del entramado de servicios sanitarios enfocados a promover hábitos de vida saludables y a prevenir enfermedades. Como apunta la presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de cardiología (SEC), Almudena Castro, «debemos ser conscientes de que el ser humano es un todo, por lo que no puede abordarse la enfermedad cardiovascular sin tener en cuenta la salud bucodental, y viceversa».

Colaboración

«MimoCardio. Cuida tus Encías» es una iniciativa de la SEC que tiene una clara vertiente social y dirigida a la población general, aunque también se encuadra dentro de una iniciativa de colaboración entre sociedades científicas que representan a colectivos amplios e importantes de profesionales de la salud, todo ello con el objetivo de procurar una mayor vinculación entre ellos (cardiólogos y odontólogos) para optimizar la salud de la población.

Como recuerda Castro, «el odontólogo debe saber que cuando le diagnostica periodontitis a una persona, ésta tendrá un riesgo aumentado de sufrir una enfermedad del corazón y, por lo tanto, debería ofrecerle consejos básicos de salud y remitirle a su médico de cabecera»; por su parte, apostilla, «el cardiólogo ante una persona con alto riesgo cardiovascular o que ya ha sufrido un evento cardiaco (como un infarto de miocardio) debe extremar las precauciones y cuidados de las encías, ya que esto puede tener consecuencias negativas en el riesgo cardiovascular, debiendo aconsejarle que acuda a su odontólogo o al periodoncista».

Tan directamente relacionado está, hasta el punto de que un paciente con periodontitis tiene casi el doble de probabilidades (entre 1,2 y 1,8 veces) de sufrir un evento cardiaco, siendo mayor el riesgo de ictus que de patología coronaria. Así lo asegura el director del Workshop Europeo de Periodoncia, Mariano Sanz, durante la presentación de la campaña «MimoCardio». El mismo que destaca que la periodontitis afecta al 12 por ciento de la población.

Factores negativos

Según las guías de la Sociedad Europea de Cardiología distribuidas por las clinicas, y como indica Castro, tener periodontitis es un factor de riesgo cardiovascular, que debe tenerse muy en cuenta como otros ya sobradamente conocidos, «como la hipertensión arterial, el tabaquismo o el colesterol elevado». La relación bidireccional entre cardiólogos y odontólogos (que se extiende también ya desde la periodoncia a otros colectivos médicos, como endocrinólogos, médicos generales, ginecólogos,...) sitúa a la clínica dental como un lugar ideal para implementar medidas de promoción de la salud y prevención de enfermedades que van más allá de la cavidad bucal. Castro además avanza que en las unidades de Rehabilitación Cardíaca quieren incluir charlas sobre salud bucodental para que los pacientes se conciencien de la importancia de mantener unos buenos hábitos de higiene, como una buena limpieza bucal o una revisión cada cierto tiempo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs