El último tren para influir en Hacienda

Los consejeros de Salud sobre las necesidades del sistema pero los de Hacienda mandan más

  • Dolors Monserrat
    Dolors Monserrat

Tiempo de lectura 2 min.

30 de abril de 2018. 19:35h

Comentada
Sergio Alonso 30/4/2018

El Consejo Interterritorial, máximo órgano de coordinación sanitaria autonómica, va a debatir sobre la financiación del sector en un pleno monográfico que se convocará en breve. La ministra, Dolors Monserrat, ha recogido con habilidad el guante que en forma de quejas arreciaba como lluvia fina desde las consejerías. Si se habla de la financiación en general, es lógico que los responsables autonómicos de la Sanidad quieran tener voz y voto a la hora de exponer los problemas, las necesidades y las demandas, pues en muchos territorios el sistema sanitario absorbe el 40% del presupuesto autonómico y determinadas situaciones condicionan uno y otro. La evaluación de las innovaciones, la definición de la cartera básica o el modelo de asistencia serán puestos sobre la mesa, con el fin de que las conclusiones sean tenidas luego en cuenta a la hora de definir el nuevo modelo general de financiación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La buena intención y el deseable encuentro de consejeros de salud no debe llamarnos sin embargo a engaño. Existen precedentes de citas similares cuyas conclusiones fueron obviadas después por los consejeros de Hacienda, que son los que realmente mandan en la Sanidad, en el Consejo de Política Fiscal. Lo deseable sería que esto no ocurriera, porque confirmaría que a pesar de su impacto presupuestario, lo sanitario carece de peso real en la política española.

Últimas noticias