• 1

«La salud pública prima en la regulación de la profesión sanitaria»

Jesús Aguilar / Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

  • Jesús Aguilar / Foto: Luis Díaz
    Jesús Aguilar / Foto: Luis Díaz

Tiempo de lectura 5 min.

30 de abril de 2018. 19:39h

Comentada
Pilar Pérez 30/4/2018

- La UE ha dado un paso para evitar la liberalización de las profesiones sanitarias. En este terreno, la farmacia española ya ha jugado y ganado más de una batalla. ¿Por qué no debe liberalizarse esta profesión?

-Así es, la futura Directiva del Test de Proporcionalidad recogerá en su articulado la especial consideración de las profesiones sanitarias. De esta manera, y aunque en un principio no se recogía, se establece que, al implementar políticas para los servicios sanitarios, debe tenerse en cuenta la necesidad de garantizar el acceso, la alta calidad del servicio y el suministro adecuado y seguro de medicamentos, de conformidad con las necesidades de Salud Pública de cada Estado. Han sido muchos meses de trabajo en España, y también en Europa junto a médicos y dentistas desde la Agrupación Farmacéutica Europa (PGEU) que este año tengo el honor de presidir, para trasladar que si no se recogía la singularidad de estos profesionales se corría el riesgo de promover la liberalización que rebajaría los estándares de calidad de nuestro sistema sanitario. En el caso de la farmacia hemos insistido en que la liberalización reduciría los niveles actuales de cercanía y accesibilidad, además de repercutir sobre la independencia profesional del farmacéutico y la calidad del servicio.

-¿Cómo ha servido de experiencia la lucha por el modelo de farmacia español no liberal en este logro? ¿Quién y por qué apoya esta opción?

-Como es sabido no es la primera vez que se intenta desregular la sanidad y la farmacia. Desde la Organización Farmacéutica Colegial hemos librado varias batallas en este sentido, promovidas por quienes consideran al medicamento como un producto de consumo, no como un bien sanitario, y a los servicios sanitarios como comerciales. Obviando que los servicios sanitarios, incluidos los farmacéuticos, no responden a leyes de oferta y demanda sino a necesidades de salud. La experiencia en procesos anteriores nos ha servido para dotarnos de argumentos y sentencias que avalan que el modelo español de farmacia es uno de los mejores del mundo y supera en ratios de cercanía, accesibilidad y calidad a los modelos desregulados.

-¿Qué riesgos conllevaría una liberalización de la profesión?

En nuestro caso se perderían los grandes valores de la farmacia desconocidos en otros modelos liberalizados. Uno de ellos es la cercanía. En España tenemos una red de más de 22.000 farmacias que gracias a su planificación sanitaria permiten que el 99% de los ciudadanos tenga una en su lugar de residencia. Además, tenemos una farmacia por cada 2.000 habitantes, lejos de los 15.000 en Dinamarca o los 7.500 de Suecia. La red española garantiza la disponibilidad del medicamento y la prestación farmacéutica las 24 horas del día los 365 días del año. En definitiva, se trata de una «Farmacia Marca España».

-Cuando desde la UE dicen que las profesiones sanitarias (médicos, farmacéuticos, dentistas, enfermeros...) tienen características específicas, ¿a qué se refieren?

-Este reconocimiento a la singularidad de las profesiones sanitarias se traduce en que cualquier nueva regulación que contemple a los profesionales de la salud, europea o nacional, debe tener en cuenta su naturaleza específica para garantizar los derechos de protección de la salud y seguridad clínica. Por tanto, se recoge en el articulado, y tiene efecto vinculante la primacía del objetivo de salud pública frente a otros objetivos en la regulación de las profesiones sanitarias. Este reconocimiento a la naturaleza específica de las profesiones sanitarias responde a la solicitud conjunta hecha desde España por profesionales sanitarios que tenemos reconocimiento automático de cualificaciones profesionales y que, por tanto, disponemos de mecanismos específicos que facilitan nuestra movilidad en todo el territorio europeo.

-¿Qué supone la no colegiación de las profesiones?

-En el caso de las profesiones sanitarias, supone poner en peligro todos aquellos principios que promueve la colegiación. Dicha colegiación se justifica por razones de interés general y ofrece garantías a los ciudadanos. Así, entre otros aspectos, garantiza el control deontológico y disciplinario propio de cada actividad, contribuye a la independencia profesional, promueve el desarrollo profesional continuo como garantía de calidad de los servicios y facilita la interlocución y colaboración con las Administraciones.

-Al final, como todo, ¿estamos ante un problema que busca una solución economicista?

-Efectivamente, pero tampoco los presuntos ahorros o mejora de la eficiencia han sido demostrados. Al contrario, sabemos que cuando los medicamentos se encuentran fuera de las farmacias se incrementan los efectos derivados del mal uso, al no contar con el asesoramiento profesional, y por tanto los costes para los sistemas. Además, por ejemplo, en el ámbito del empleo hay que recordar que nuestras farmacias generan más de 80.000 puestos de trabajo, un empleo cualificado, el 62% son licenciados/graduados; femenino, con un 74% de mujeres; y estable, con casi el 90% de contratos indefinidos.

-¿Cómo valoraría los últimos años de la farmacia una vez superado el bache de la crisis?

-La farmacia vive una evolución constante, un proceso de adaptación a las necesidades de los pacientes mediante una farmacia más asistencial. En los últimos años el principal reto que nos hemos fijado es el de responder a las nuevas demandas sanitarias y sociosanitarias de los pacientes y de los sistemas. Una farmacia que ofrece servicios en torno al medicamento y a la salud pública, servicios que estamos demostrando que son eficaces para los pacientes y eficientes para los sistemas sanitarios. Todo ello lo estamos haciendo apoyándonos en las nuevas tecnologías, con ejemplos como NodoFarma, una potente infraestructura informática que conectará a todas las farmacias y permitirá ofrecer una atención más personal, más moderna y más asistencial; con la promoción de nuevos servicios farmacéuticos profesionales.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs